•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La reforma de las piscinas municipales de Moraleja vuelve a ser tema de debate político. Después de las críticas de los socialistas, tras su votación en contra en el pleno extraordinario de la semana pasada, en las que acusan al equipo de Gobierno de demoler la piscina infantil, de realizar un proyecto ostentoso y de no facilitar el proyecto a la oposición, el edil de Deportes, Rubén Blanco, ha puntualizado distintos aspectos sobre la iniciativa.

El concejal popular de Moraleja señala que "no se va a demoler nada" sino que se van a mejorar las instalaciones de baño. Asimismo, recuerda a la ciudadanía que los socialistas se han opuesto a una inversión que llega a la localidad, en este caso, desde la Diputación de Cáceres.

Sobre la crítica del PSOE en relación a la convocatoria urgente y extraordinaria, Blanco justificó la premura por la petición que había realizado la Diputación de Cáceres sobre este asunto y los plazos que exigía la institución provincial. El edil contesta también a los socialistas que tuvieran en su poder el proyecto desde el mes de julio, ya que el documento que se recibió en verano no era correcto y fue necesario redactar un nuevo proyecto que se registró en el consistorio la semana pasada.

Sobre el proyecto en cuestión, el concejal ha destacado la inversión económica y la importancia de la obra con lo que supondrá para la mejora de las instalaciones deportivas municipales.