•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El concejal de Educación del Ayuntamiento de Moraleja, Rubén Blanco, ha expresado el malestar existente en el equipo de Gobierno municipal por lo que consideran una "dejadez y desidia" de la Consejería de Educación con esta localidad cacereña. Blanco considera que el Ejecutivo extremeño tiene abandonado el colegio de Educación Infantil Joaquín Ballesteros y la consejería está haciendo "oídos sordos" a la petición que se ha realizado desde la comunidad educativa como la propia dirección del centro, el AMPA y la concejalía de Educación desde hace año y medio. Blanco se refirió concretamente a la situación que presenta el patio y la ausencia de un espacio cerrado para realizar clases de psicomotricidad durante la temporada de invierno.

Blanco ha manifestado que aún no han recibido ningún pronunciamiento de los órganos regionales a los que se ha demandado las necesidades del centro educativo como es el caso de la inspección de zona, la dirección provincial o la Consejería de Educación. Es por ello que el edil de Moraleja acusa a la Junta de Extremadura de llevar a cabo una "política sectaria" a la hora de realizar inversiones.

El responsable municipal de Educación considera que los proyectos demandados para el colegio Joaquín Ballesteros son reivindicaciones sencillas, aunque para Blanco lo "más grave" es que no se de una respuesta ni positiva ni negativa a las demandas de la comunidad educativa.

Por su parte, la Junta de Extremadura, ha manifestado en un comunicado remitido a los servicios informativos de Radio Interior, que la Secretaría General de Educación tiene previstas obras de acondicionamiento del patio. Señalan asimismo que los trabajos de reforma, que se refieren a todo lo que no sea obra nueva, es competencia de las entidades locales según se recoge en la disposición adicional decimoquinta de la Ley Orgánica de Educación, con lo que recuerdan que hasta estas obras que Educación va a acometer "serían competencia municipal".


Galería de imágenes