•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este viernes se van a presentar las obras finalizadas en el entorno del Monasterio de Yuste, consistentes en la construcción de cámaras y galerías artificiales en una antigua mina de agua que servirán de zona de hibernación para los quirópteros (murciélagos).

Estas obras forman parte de un proyecto que tiene por objeto la conservación tanto de los quirópteros amenazados de Extremadura como de sus hábitats, con el objetivo de incrementar y preservar las poblaciones en Extremadura.

A pesar de que la presencia de murciélagos en el Real Monasterio de Yuste data de mediados de los años 80, es en 2002 cuando se localiza en las salas de las antiguas cocinas una colonia mixta formada por unos 2.000 individuos de 6 especies diferentes.

La más numerosa es la del Murciálago de Herradura, una especie considerada de Interés Comunitario en la Unión Europea (especie sensible a la alteración de su hábitat en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas y vulnerables, según el Catálogo Nacional).

Teniendo en cuenta que la mayor población en España se cifra en torno a los 800 individuos, Yuste se considera uno de los refugios de reproducción de murciélagos de Herradura con mayor número de ejemplares de Europa.