•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La incidencia de la Gripe A en Extremadura el periodo comprendido entre la semana 21 y la semana 39 de este año, es inferior a la nacional, de tal forma que se sitúa por debajo del "umbral epidémico", y la actividad gripal es "baja y estable".

Así se puso de manifiesto en el Consejo Extremeño de Salud, que se celebró en Mérida presidido por la consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, y que estudió un informe sobre la situación actual de la gripe A/H1N1 en la Comunidad Autónoma, basado en los datos facilitados por el Sistema Centinela con la participación de 40 médicos.

   Respecto a los casos confirmados de Gripe A desde el inicio de la alerta sanitaria a finales de abril hasta la semana 36 del año 2009, en esta reunión se puso de manifiesto que han cursado ingreso hospitalario 19 personas, de las cuales sólo en un caso consta estancia en la unidad de cuidados intensivos. Además hasta la fecha se registró un fallecimiento por este motivo.

Anuncios
Anuncios

   Así, el Consejo Extremeño de Salud del año 2009, órgano superior consultivo de participación democrática de la sociedad en el Sistema Sanitario Público de Extremadura, también abordó el Plan de Preparación y Actuación frente a una pandemia de gripe en Extremadura, presentado por el director gerente del Servicio Extremeño de Salud, Ceciliano Franco, y el Estudio sobre la Sanidad Extremeña realizado por la Unión de Consumidores de Extremadura.

ALERTAS DE PRODUCTOS FARMACÉUTICOS

   Según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa, el Consejo también recibió información sobre los Sistemas de difusión de alertas de productos farmacéuticos de Extremadura, "a fin de garantizar a la sociedad, desde la perspectiva de servicio público, la calidad, seguridad, eficacia y correcta información de los productos farmacéuticos en interés de la protección y promoción de la salud de las personas".

   Señala la Junta que actualmente se aplica desde la Consejería de Sanidad y Dependencia un protocolo para la difusión de alertas de medicamentos y productos sanitarios con la finalidad de "establecer un sistema eficaz de evaluación, gestión, comunicación y seguimiento".

ESTUDIO DE LA UNIÓN DE CONSUMIDORES

   Por otra parte, en la reunión de este lunes, los miembros del Consejo Extremeño de Salud recibió información del presidente de la Unión de Consumidores de Extremadura sobre el Estudio sobre la Sanidad Extremeña durante el año 2009.

   Se trata de un estudio realizado en la Comunidad Autónoma de Extremadura, basado en 1.446 encuestas personales a pie de calle, correspondiente a 9 localidades en la provincia de Badajoz, y 6 localidades en la provincia de Cáceres. Del total de encuestas, un 42% corresponden a hombres y un 58% a mujeres.

   Entre los resultados, destaca que un 68% de ciudadanos considera su estado de salud bueno o muy bueno, y apunta que "casi la mitad de la población extremeña califica al Sistema Sanitario con un notable o más". Asimismo, el 66% de los extremeños prefieren la sanidad pública, frente al 32% que elegiría la sanidad privada.

   Respecto a las visitas al médico, el extremeño realiza siete visitas médicas al año. "Y sorprende que un 19% manifieste no asistir a una cita confirmada, y de éstos, sólo el 9% avisa de su no asistencia", señala la Junta.

   Por lo que se refiere a la Estrategia de actuación para la prevención y manejo de la alergia al látex en el Sistema Sanitario Público de Extremadura, elaborada por la Dirección General de Planificación, Ordenación y Coordinación de la Consejería de Sanidad y Dependencia, en colaboración con la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Servicio Extremeño de Salud, la Asociación de Alérgicos al Látex de Extremadura y la Sociedad de Alergología e Inmunología de Extremadura.

   Esta estrategia "nace con el objetivo de difundir información actualizada y basada en la evidencia científica disponible, a todos los profesionales del Sistema Sanitario Público de Extremadura, sobre cómo realizar esta tarea, siempre de forma coordinada y estandarizada".

   Los ejes fundamentales en la lucha contra esta patología son prevenir la aparición de nuevos casos, detectar precozmente aquellos pacientes sensibilizados que no han desarrollado la enfermedad, prestar una atención adecuada e instaurar medidas de protección en los pacientes que presentan síntomas.


Galería de imágenes