•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El grupo de investigación 'Biotecnología de los Microorganismos' de la Universidad de Extremadura (UEx), que coordina el profesor de la Facultad de Veterinaria Rafael Blasco, estudia cómo degradar el cianuro mediante procesos no contaminantes.

El descubrimiento "más novedoso" del grupo ha sido encontrar los genes que permiten a la bacteria con la que trabajan respirar en presencia de cianuro. Si se transfiere ese grupo de genes a otras bacterias, éstas también podrán respirar en su presencia.

   "Podría tener una aplicación inmediata en la biotecnología de degradación de contaminantes", aseguró el profesor.

Anuncios
Anuncios

   La toxicidad del cianuro radica "principalmente" en su capacidad de inhibir la respiración. Para poder eliminar el cianuro por métodos biológicos, lo primero que se precisa es una bacteria que pueda respirar en su presencia, informó la UEx en nota de prensa.

   Pese a que el cianuro está presente desde el origen de la vida, la mano del hombre ha aumentado su presencia en la bioesfera, circunstancia que provoca  problemas medioambientales por su "alto grado de toxicidad".

   El cianuro se emplea "masivamente" en la minería, la industria química y metalúrgica y en la joyería. Existen métodos químicos que pueden eliminar los residuos del cianuro, pero entrañan un "alto grado de peligrosidad" debido a la necesidad de usar reactivos químicos como el cloro.

   Para evitar este riesgo, este grupo de investigación trabaja en diferentes proyectos en los que se analiza la degradación del cianuro mediante procesos biológicos.

   'Biotecnología de los Microorganismos' inició esta línea de investigación como un proyecto coordinado con otro grupo que dirige el profesor Francisco Castillo en la Universidad de Córdoba.

   "Se trata de un tema complejo y por esa razón buscamos complementariedades entre los dos grupos". En la UEx estudian mecanismos de resistencia al cianuro y en Córdoba prueban en biorreactores la capacidad de degradar cianuro de la cepa silvestre en comparación con la de algunos mutantes, apuntó Blasco.

ORIGEN DEL GRUPO

   El grupo 'Biotecnología de los Microorganismos' nació formalmente en el año 2002 tras la concesión de un proyecto de investigación del Ministerio de Educación y Ciencia.

   Previamente, este conjunto de profesores recién incorporados a la docencia en la nueva licenciatura en Bioquímica de la UEx, habían decidido unirse para investigar.

   En la actualidad, el grupo lo integran cinco doctores, Alberto Quesada, María Isabel Igeño, Faustino Merchán, María Isabel Guijo, junto a Blasco; tres doctorandos, Felipe Acera, María Isabel Carmona y Gracia Becerra; dos técnicos, Gloria Gutiérrez y Javier Corcho; y una gestora de proyectos, María Inmaculada Romero.


Galería de imágenes