•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una quincena de internos del Centro Penitenciario de Cáceres ha recogido los diplomas de formación como Instalador de Sistemas de Energía Solar, que han realizado dentro del Programa de Becas para Población Reclusa de la Obra Social de "La Caixa". En la entrega de los títulos, que tuvo lugar en el Hotel Extremadura de la capital cacereña, estuvieron presentes el vicepresidente del Organismo Autónomo de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (OATPFE) y director general de Recursos de Instituciones Penitenciarias, Antonio Puig Renau, el director ejecutivo territorial Sur de "La Caixa", Juan Reguera Díaz, y el gerente de la Fundación Laboral de la Construcción, Pedro Pérez Francés.

Los beneficiarios de las becas son internos de los Centros Penitenciarios y Centros de Inserción Social dependientes de la Administración Penitenciaria que están próximos a disfrutar de un régimen de semilibertad o libertad condicional y que reciben formación profesional de especial calificación en centros educativos homologados en el exterior de los centros penitenciarios.

   En este caso, de los 15 internos que han recogido el diploma, 12 son de nacionalidad española y la edad media de los becados es de 33 años, siendo el más joven de 24 y el mayor de 47 años, obteniendo todos ellos la calificación de aptos y demostrando "un grado de interés muy alto" desde el inicio del curso, según indicaron los responsables de la formación.

   El objetivo de la actividad formativa ha sido el de capacitar al alumno para realizar instalaciones de electrificación mediante energía solar y su mantenimiento, algo que, según indicó Pérez Francés, les coloca en una "posición ventajosa" en este sector "necesario para la reactivación de la construcción".

   El curso, que ha tenido un duración de 350 horas y finalizó el pasado 22 de julio, ha sido impartido por la Fundación Laboral de la Construcción, una entidad que tiene como objetivo el fomento de la formación profesional, la mejora de la seguridad y la salud en el trabajo y la profesionalización y dignificación del empleo en el sector de la construcción.

   Una vez terminada la formación, los alumnos son derivados al Programa de Acompañamiento para la Inserción Laboral, que tiene como objetivo apoyar al beneficiario durante el proceso de búsqueda de empleo y realizar acciones de motivación y de captación profesional.

   Para Juan Reguera, este curso es un "verdadero ejemplo de superación que resume el objetivo de la obra social de La Caixa" que tiene como objetivo "promover la formación de oficio en reclusos en el último periodo de internamiento" por lo que felicito a todos los participantes.

   Por su parte, Puig Renau aseveró que "el éxito del trabajo realizado por los internos garantiza que el año que viene otras personas hagan lo mismo" y destacó de "La Caixa" que se trata de "una institución seria que cree en la reinserción y que hace que el tiempo en prisión no sea ocioso, sino una oportunidad que permita la reinserción tanto laboral como social".

   Asimismo, dijo que está convencido de que con la formación en un sector novedoso y puntero "se va a salir todos fortalecidos de la crisis" y recordó que este curso es "sólo un primer paso en el camino de la experiencia laboral" de estos internos, y una forma de "cualificarles y abrirles una esperanza y una puerta hacia la reinserción".

FUNDACIÓN "LA CAIXA"

   El programa de Becas para población reclusa se realiza al amparo de un Convenio suscrito, en octubre de 2008, por el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente de "la Caixa" y de la Fundación "la Caixa", Isidro Fainé, por el que la entidad financiera financia en el presente curso un total de 1000 becas, 300 más que las del curso anterior.

   En este curso, la Obra Social dedica 6,7 millones de euros a la concesión de becas de formación profesional para reclusos en segundo o tercer grado, con el objetivo de facilitarles el acceso a conocimientos y habilidades profesionales que permitan su reinserción social, una vez finalice su tiempo de privación de libertad. La inversión de "La Caixa" en cada una de estas becas asciende de media a 4.600 euros.

   Además de financiar la formación, la Fundación "la Caixa" aporta como elemento motivador una beca a cada uno de los beneficiarios, que incluye el gasto de desplazamiento del Centro Penitenciario hasta el de formación, el gasto de manutención que conlleve la jornada formativa una beca salario mensual, que se recibe en función de la asistencia del beneficiario a dicha jornada.

   Entre 2005 y 2009, la Obra Social de "la Caixa" ha financiado un total de 2.872 becas en toda España, con una inversión de 13,6 millones de euros y hasta la fecha se han iniciado 113 acciones formativas en las que han participado 1034 beneficiarios.


Galería de imágenes