•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Central Social Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Extremadura ha considerado "imprescindible" que la Junta de Extremadura instaure un protocolo de actuación de la Gripe A para empleados públicos. Entre ellos incluyó a los miembros de la Policía Local, a los funcionarios de la Administración de Justicia del ámbito penal, así como a los vigilantes jurados, y todos aquellos funcionarios que trabajan diariamente cara al público.

   El sindicato basó su petición en el "riesgo" que constituye el empleado público en muchas áreas, por el contacto diario que mantiene con decenas de personas en un espacio "cerrado" y "sin ninguna protección", según informó CSI-F en nota de prensa.

   Consideró así que la inclusión de los funcionarios de la Policía Local de las ciudades extremeñas como grupo de riesgo es "inexcusable", por el tipo de trabajo que realizan, y más cuando –añadió– los miembros de la Policía Nacional ya están considerados por el Gobierno central como grupo de "riesgo" y en consecuencia "serán vacunados".

Anuncios
Anuncios

   Por ello, CSI-F estimó como "muy necesario" que el Gobierno extremeño en coordinación con el Ministerio de Sanidad instaure las medidas de prevención necesarias para "garantizar la integridad" de estos empleados públicos en el ejercicio de su profesión.

   Finalmente, recordó que el Ejecutivo autonómico aún "no ha facilitado ningún protocolo de actuación ni garantía de protección para los funcionarios".


Galería de imágenes