•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha detenido a dos furtivos en un Espacio Natural Protegido de Las Hurdes, en la población de Ladrillar. La semana pasada, efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) procedieron a la realización de una serie de servicios de vigilancia encaminados a la localización de los autores de un delito de caza furtiva. Los agentes tuvieron conocimiento de actuaciones relacionadas al furtivismo, en materia de caza, en las estribaciones de la Reserva Regional de Caza "Las Batuecas", en el término municipal de Ladrillar, consistente en reiteradas incursiones en terrenos cinegéticos dedicados al aprovechamiento de especies de caza mayor (cotos), donde se abaten animales de la especie cabra Montés.

El pasado día 13 efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al SEPRONA de la Comandancia de Cáceres y Salamanca, montaron un dispositivo policial conjunto, consistente en establecimiento de servicios de vigilancia, mediante apostaderos localizados en posiciones estratégicas, que permitiera la localización e identificación de los autores de los hechos.

La actuación de los miembros de la Guardia Civil, se saldó con la detención de T.P.M y J.G.I., como presuntos autores de un Delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, con el agravante de haber cometido los hechos en un Espacio Natural Protegido, ya que el enclave tiene la consideración de Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y lugar de Interés Comunitario.

La detención se produjo cuando los detenidos, tras abandonar el vehículo que les condujo hasta el paraje "Los Labrados", han sido sorprendidos por los Agentes de la Guardia Civil portando los siguientes efectos: un rifle de caza, dispuesto para su uso con silenciador acoplado, llevando adherido a la culata un cargador conteniendo ocho proyectiles del arma, dos machetes y una navaja.

En esta ocasión, los autores de los hechos no lograron abatir ninguna piezas de macho montés; trofeo por cuya consecución se satisfacen importantes sumas económicas.

Los detenidos han sido puestos en libertad con cargos, con la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando esta les requiera, quedado depositados en dependencias oficiales de la Guardia Civil los efectos utilizados para la Comisión del Delito.

Además de las diligencias practicadas por la Comisión del Delito, los Agentes del SEPRONA, han procedido a denunciar a los autores de los hechos ante la Subdelegación de Gobierno en Cáceres, por la tenencia y utilización del silenciador aplicado a la arma de fuego, por constituir una infracción administrativa prevista en el Reglamento de Armas.


Galería de imágenes