•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja ha anunciado que pedirá daños y perjuicios a la Mancomunidad de Municipios de Sierra de Gata por dejar de prestar "unilateralmente" el servicio de recogida de basura en esta localidad.

Concepción González anunció en la sesión plenaria ordinaria correspondiente al mes de agosto que la citada mancomunidad ha incumplido con sus obligaciones y explicó que el consistorio ha contratado una empresa para realizar este trabajo con un coste que es 30.000 euros inferior al que abona el consistorio a mancomunidad. González se preguntó cómo es posible esta diferencia económica y recordó que Moraleja no se sentará a negociar con Alfonso Beltrán, presidente de la agrupación de localidades, la prestación de servicios mínimos para recoger la basura una sóla vez a la semana.

Asimismo, la alcaldesa rogó en el pleno a Teresa Roca, portavoz del PSOE en el consistorio, que se posicione "a favor de Moraleja o de los concejales del Partido Socialista de la mancomunidad". También pidió a la edil socialista que explique públicamente en qué consiste el plan de negociación que ha ofrecido al Ayuntamiento de Moraleja para mediar con la Mancomunidad de Sierra de Gata.

Por otra parte, en el pleno el equipo de gobierno de PP e Ipex solicitó a los ediles de Vegaviana, Lourdes Caro (PSOE) y Emilio del Sol (PP) que, a pesar de que no lo exige la ley, dejen sus actas de concejales después de que la localidad haya hecho oficial su indepedencia de Moraleja. Para González es fundamental que ahora ocupen sus puestos ediles moralejanos porque esta situación genera problemas administrativos al consistorio, como pudiera ser el caso de las notificaciones a los concejales ya que residen fuera del término municipal de Moraleja.

En la sesión plenaria ordinaria, la alcaldesa recordó que el Tribunal de los Penal número 1 de la ciudad de Plasencia, ha absuelto a Rubén Blanco, concejal de Deportes y al teniente de alcalde, Carlos Lomo, de un supuesto delito de injurias y calumnias cometidos por ambos políticos cuando afirmaron que unas porterías de propiedad municipal habían pasado a manos de la familia del que fuera concejal de Deportes del PSOE, Antonio García. En este sentido, el PP solicitó enérgicamente la dimisión de García, actualmente en la oposición, po "acutar con maldad y mala fé al denunciar a dos concejales que estaban haciendo su labor política". Por su parte, el PSOE ha emitido una nota de prensa sobre este asunto en la que indica que el concejal García Granado, "respeta y acata la sentencia, aunque sigue pensando que la intención del portavoz del PP, Carlos Lomo, y el concejal de Deportes, Rubén Blanco,  fue calumniosa y que pretendía su desprestigio político, pues sabían a ciencia cierta que la portería en cuestión, era un deshecho de la obra de instalación del césped artificial". La nota también añade que "el concejal del PSOE sigue manifestando su confianza en la justicia y se siente muy satisfecho con el procedimiento, puesto que gracias a ello los concejales del PP han dejado de faltar a la verdad con respecto al tema".