•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Alcahudete de la Jara, en la provincia de Toledo ha detenido a dos personas acusadas de estafar casi 6.000 euros en municipios de la provincia de Cáceres, concretamente en localidades como Coria, Moraleja o Vegaviana. Los acusados han actuado además en otras provincias y han estafado a ancianas de entre 70 y 80 años mediante el timo del "familiar falso" o "la grúa".

La operación se ha desarrollado con la colaboración de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Cáceres y los detenidos están acusados de haber cometido en diferentes municipios de la provincia cacereña hasta seis delitos de estafa y otros dos de tentativa y haberse hecho con 5.720 euros. En sus actuaciones lograron hacerse de cantidades que van desde los 320 a los 2.400 euros.

En concreto han cometido estafas poblaciones como Zarza de Granadilla, Garrovillas de Alconetar, Calzadilla, Vegaviana, Coria, Moraleja o Baños de Montañor; y un delito de tentativa de estafa, al no lograr su objetivo, en Moraleja y Coria.

En su "modus operandi", los estafadores abordaban a las mujeres haciéndose pasar por amigos de la familia y mantenían una conversación que era interrumpida por una llamada telefónica, que resultaba ser del hijo de la víctima. En la supuesta conversación, el vástago de la víctima afirmaba haber sufrido un accidente y necesitar 600 euros para abonar la factura de la grúa y el arreglo del vehículo.

En el caso concreto de Vegaviana, una anciana de 78 años fue víctima de esta estafa y perdió 320 euros. Un hombre se acercó a la mujer que estaba sentada a la puerta de su vivienda y le explicó que era compañero de su hijo y le comunicó que este había sufrido un accidente de tráfico. Ante esta circunstancia la mujer se puso nerviosa y el presunto estafador le informó que necesitaba la cantidad de 600 euros para arreglar el coche. En ese momento de nerviosismo, la mujer le entregó la cantidad que tenía en la vivienda, unos 320 euros.

Cuando el estafador se marchó la mujer se puso en contacto con su hijo y se enteró de que no había tenido ningún accidente de tráfico por lo que llegó a la conclusión de que la habían timado. Antes de este timo, la Policía Local de Coria también había alertado de un suceso similar en la ciudad. Una vecina de unos 80 años sufrió también un engaño después de que dos jóvenes acudieran a su casa simulando que un familiar de la víctima estaba en apuros lo que hizo que la mujer les diera 650 euros. Jesús Domínguez, subinspector jefe en Coria alertaba de lo sucedido y llamaba la atención a las personas mayores para desconfiar de estas personas.

Los dos detenidos fueron interceptados por separado los días 2 y 12 de junio y acumulan otros delitos de estafa, receptación y hurto. Los acusados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Navalmoral de la Mata.