•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Igualdad y Empleo y los Centros de Cultura Popular y Promoción de la Mujer han puesto en marcha un proyecto para la atención a mujeres reclusas de Badajoz en sus permisos de salida y facilitar la reinserción social de este colectivo.

Entre otras actuaciones, se ha habilitado un piso de acogida para la tutela y acompañamiento de estas mujeres durante su estancia temporal fuera del centro penitenciario. Además, a partir del mes de junio se organizarán una serie de talleres y actividades como parte de la preparación que deben recibir estas mujeres para afrontar la vida en libertad.

El proyecto, financiado por la Junta de Extremadura, ha sido presentado ayer, 25 de mayo, por la consejera de Igualdad y Empleo, Pilar Lucio; y la coordinadora del programa Mercedes Moreno. En el acto también han estado presentes la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira; y el subdirector general de Coordinación Territorial y Medio Abierto del Ministerio del interior, Santos Rejas.

Anuncios
Anuncios

El programa se desarrolla con la participación de los Centros de Cultura Popular y Promoción de la Mujer de Badajoz, al ser una entidad que lleva 23 años trabajando como voluntarias con el módulo de mujeres de la prisión de Badajoz.

Está dirigido a las internas del módulo de mujeres en segundo y tercer grado del centro penitenciario de Badajoz; colectivo considerado en riesgo de exclusión social. Con este proyecto se pretende proporcionarles los medios para poder hacer uso de sus permisos de salida ya que, en muchas ocasiones, no cuentan con un lugar de residencia y el respaldo de familiares. Entre otros motivos, debido a que un porcentaje de las reclusas cumplen condena en cárceles fuera de la provincia donde se encuentra su domicilio habitual.

La consejera Pilar Lucio ha explicado que además de facilitarles un piso de acogida en Badajoz como medio para acceder a los permisos, el objetivo del programa es favorecer la reinserción social de estas mujeres, prepararlas para la salida definitiva de la vida en prisión; recuperar las normas básicas de convivencia, favorecer la adquisición de habilidades sociales, potenciar su autoestima, y facilitar su formación laboral.

Los permisos no sólo suponen una herramienta positiva para el progreso y futura reinserción social de la interna, además son requisito previo necesario para el posterior disfrute de otros beneficios penitenciarios (progresión de grado, libertad condicional….)

El programa prevé el asesoramiento a la interna en relación a la solicitud de sus permisos de salida, apoyarla en su relación con las Instituciones Penitenciarias y con el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, acoger a la reclusa desde su salida de prisión hasta su regreso, alojarla y cubrir sus necesidades básicas durante su estancia en el piso de acogida, acompañarla en su tiempo libre y la planificación de una serie de actividades de ocio para ocupar este tiempo, implicar a la reclusa en las tareas de cuidado y mantenimiento del piso de acogida, educarla en el cumplimiento de una serie de normas de convivencia.

La coordinadora del programa, Mercedes Moreno, añadió que el proyecto está en su fase de inicio. El piso de acogida tiene una capacidad para alojar a cinco mujeres y ha comenzado a funcionar este fin de semana con el acogimiento de una reclusa con permiso de fin de semana. Las profesionales que trabajarán en el programa con las reclusas van a recibir un curso de formación en género y en intervención especializada con mujeres con especial situación de discriminación.

El programa de atención a las mujeres internas se completa con una serie de talleres de preparación para la libertad, taller de habilidades sociales y orientación laboral; que comenzarán en el mes de junio. La delegada del Gobierno, Carmen Pereira, ha agradecido a la Junta de Extremadura y a los Centros de Cultura Popular y de Promoción de la Mujer la colaboración prestada para mejorar las condiciones de vida y facilitar la reinserción social de la población de mujeres reclusas.

Por su parte, el subdirector general de Coordinación Territorial y Medio Abierto del Ministerio del Interior, Santos Rejas, manifestó que es necesaria la participación social en la reinserción de los internos e internas. El apoyo para "rehacer su vida es un beneficio social porque ello reduce las posibilidades de que vuelvan a delinquir".


Galería de imágenes