•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una encuesta encargada por el Instituto de Consumo de Extremadura sobre los hábitos de los extremeños en esta materia revela que la compra de alimentos se realiza preferentemente en grandes superficies, mientras que la ropa y el calzado se adquiere en tiendas tradicionales y especializadas.

El director general del Instituto de Consumo de Extremadura, Pedro García Ramos, ha explicado los resultados de la encuesta, basada en mil entrevistas a extremeños de entre 18 y 65 años de edad y residentes en 22 localidades de la región, que constituye la primera de estas características que se lleva a cabo en Extremadura, aunque sí había precedentes mediante la extrapolación de datos de encuestas realizadas para toda España.

Este trabajo, que se podrá consultar en la página web del Instituto de Consumo, tiene como objetivos dar a conocer la realidad de los extremeños y de cómo viven, cómo consumen y se relacionan con la administración y los servicios, y analizar cómo las políticas de la Junta influyen en la evolución de esos parámetros.

Anuncios
Anuncios

Según las conclusiones del trabajo, casi dos de cada cinco personas compran los productos de alimentación frescos en hipermercados y supermercados, mientras que una cuarta parte lo hace en tiendas de barrio y otra cuarta parte en comercios especializados. La población más joven tiende a comprar en mayor medida en hipermercados y supermercados, mientras que la compra en tiendas tradicionales aumenta con la edad.

La elección de los hipermercados está motivada, según García Ramos, en el tipo de horario de estos establecimientos, que permiten a los usuarios "armonizar" la compra de alimentos con la jornada laboral.

Sin embargo, la adquisición de ropa y calzado se realiza preferentemente en tiendas tradicionales (41,5%) y comercios especializados (41,5%), teniendo menos importancia la compra en hipermercados y supermercados (16,2%).

En este apartado, el director general destacó uno de los datos que consideró más llamativos de la encuesta, y es la elevada importancia que asignan los extremeños a que los productos que compran sean de marca y/o diseño, especialmente en jóvenes pero también el colectivo entre 34 y 65 años.

Según los datos de la encuesta, la mayor parte de los extremeños asocia productos de marca con la calidad (un 56 por ciento) y el diseño (57,5 por ciento) sobre todo los hombres, las personas que tienen entre 18 y 34 años y las que tienen un nivel de renta más elevado.

Por lo que respecta a la vivienda, otro de los aspectos valorados por la encuesta, un 43 por ciento de los entrevistados tiene vivienda en propiedad ya pagada, si bien ese porcentaje aumenta en los municipios de menor tamaño (52 por ciento) mientras que a la pregunta de si se tiene previsto comprar una vivienda en el futuro, un 47,3 por ciento responde afirmativamente y un 52,7 por ciento responde que no tiene pensado hacerlo.

Sobre la vivienda ideal, un 57,1 de los encuestados responde que prefiere una vivienda unifamiliar; un 20,7 optaría por los bloques de pisos; un 18,9 por la vivienda adosada y un 3,1 por ciento preferiría un apartamento de un dormitorio. En cuanto a la ubicación más deseada, la zona centro de las poblaciones es la que contaría con más adeptos (47,5 por ciento).

Un apartado especialmente destacado por el director general es el del consumo de hogar, por tratarse de una encuesta realizada en un momento de crisis, ya que futuras encuesta permitirán analizar su evolución y hacer estudios comparativos.

En este bloque, el 26,8% de hogares dedica más del 70,0% de sus ingresos al consumo, mientras que el 14,3% gasta entre el 61,0% y el 70,0%, el 13,6% entre el 51,0% y el 60,0%, el 20,9% entre el 41,0% y el 50,0% y, finalmente, el 18,8% menos del 40,0% de sus ingresos.

Un elemento clave en el consumo de las familias españolas y, por tanto, también de las extremeñas es la vivienda. El elevado crecimiento del precio de la vivienda en los últimos años ha hecho que una parte importante de los ingresos de los hogares deban ser dedicados a su pago.

Por lo que respecta a los hábitos de ocio, el deporte y la lectura son los más valorados, por ese orden, en el caso de los hombres, mientras que en el caso de las mujeres, aparecen la lectura en primer lugar y el andar y pasear en segundo lugar.

Por otra parte, la realización de viajes es una práctica habitual entre la población extremeña: el 35,1% viaja 2 o 3 veces al año, el 26,7% lo hace con mayor frecuencia y un 24,1% una vez al año. Sin embargo, hay un 14,1% que no viaja en todo el año.

La duración de los viajes muestra un cierto equilibrio entre los viajes de fin de semana (39,7%) y de una semana de duración (40,1%), mientras que los viajes más largos presentan porcentajes que se reducen considerablemente: un 16,3% hace viajes de 15-20 días y un 3,9% viajes con una duración mayor que la anterior.

Respecto a los destinos, la mayor parte de las personas viajan al resto de España (62,0%), seguido, a gran distancia, de viajes a Extremadura (22,9%), a otros países europeos (11,7%) y, por último, a destinos más lejanos (3,3%).

La encuesta también tiene en cuenta la realización de compras por Internet, apartado en el que se indica que, a pesar del creciente impulso que se está tratando de dar al comercio electrónico, apenas un 26,1% de las personas encuestadas han realizado alguna de sus compras por Internet, frente al 73,9% que no lo hace. Los hombres (32,9%) utilizan mucho más este medio de compra que las mujeres (19,4%), al tiempo que su uso es muy superior entre la población más joven y las personas con mayor nivel de renta.

En cuanto al transporte, la mayor parte de las personas tienen un vehículo propio. Así, el 85,0% de las personas entrevistadas que viven en Extremadura disponen de vehículo propio, frente al 15,0% que carece de él. Además, la mayor parte de la población entrevistada (79,8%) utiliza el transporte privado como principal medio de movilidad frente al 20,2% que usa el transporte público. Las mujeres utilizan más el transporte público que los hombres), mientras que la población más joven y la de mayor edad son las principales usuarias del transporte público.

En cuanto a los servicios, en el apartado sanitario, la mayor parte de la población de Extremadura es usuaria habitual de la sanidad pública (77,4%), mientras que un 11,3% utiliza la sanidad privada y otro 11,3% ambas.

La utilización de la sanidad pública es ligeramente mayor entre las mujeres (81,0%) que entre los hombres (73,6%). El uso de la sanidad pública aumenta con la edad y lo mismo sucede con la privada. Sin embargo, la proporción de personas que utilizan ambas es superior entre las personas de 18 y 34 años, disminuyendo conforme aumenta la edad.

En cuanto a la educación, el tipo de enseñanza utilizado mayoritariamente por las personas que se encuentran estudiando en la actualidad es mayoritariamente pública (88,9%), mientras que el 13,2% lo hace en la enseñanza privada.


Galería de imágenes