•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las vacaciones de Semana Santa en Extremadura se han saldado con una persona fallecida en las carreteras de la región, lo que supone el mejor índice de siniestralidad vial de lo que va de década en la comunidad autónoma y tres fallecidos menos que el pasado año en esas mismas fechas. Además, el dato aún tiene más valor si se tiene en cuenta que a lo largo de estos días se preveían 500.000 desplazamientos por las vías de la región. El único siniestro con muerte se produjo el pasado 4 de abril en el kilómetro 42 de la carretera Ex-100, a la altura de Puebla de Obando (Badajoz), y el fallecido resultó ser uno de los conductores de los dos vehículos implicados en un accidente de tráfico. Al cierre de esta información, a las nueve de la noche de ayer, los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) señalaban que no había "ninguna incidencia" en las carreteras extremeñas ayer, durante la operación retorno de vacaciones.

En este sentido, parece que las campañas para la prevención de accidentes, la última de Cruz Roja llamada En la carretera, quiérete mucho , para sensibilizar a los conductores que fueran a viajar en Semana Santa, han surtido efecto en las vías de la comunidad autónoma. No en vano, la DGT ha incrementado en un 60% el número de guardias civiles en las carreteras de la región, con 310 efectivos.

Lo cierto es que en esta ocasión han sido tres personas fallecidas menos en accidentes que el pasado año, y un número más significativo si se retrocede en el tiempo, ya que en el 2007 murieron en las carreteras extremeñas en Semana Santa 7 personas; 5 en el 2006; 2 en el 2005; 8 en el 2004 y 2003; la cifra se elevó a 11 en el año 2002, mientras que en el 2001 fueron 6 las personas muertas en accidentes de tráfico en Semana Santa.

Anuncios
Anuncios

 

NORMALIDAD Hay que tener en cuenta también que durante los días de más desplazamientos, el Miércoles y Jueves Santo, y durante toda la semana pasada, no se produjeron incidentes relevantes en las carreteras de la región. Además, ayer, durante la operación retorno de las vacaciones, las vías extremeñas tuvieron una circulación fluida y no hubo ninguna incidencia importante.

A este respecto, los mayores atascos se produjeron en los accesos a las principales ciudades españolas, especialmente a Madrid, con hasta 147 kilómetros de retenciones en la tarde de ayer, según la DGT. Los accesos a Sevilla, Málaga y Barcelona también registraron problemas relevantes de tráfico, además de carreteras en las que la nieve ralentizó aún más la circulación.


Galería de imágenes