La asociación de comerciantes de Santa Marina en Badajoz, no se da por vencida y a finales de este mes tiene previsto volver a presentar su proyecto de centro comercial abierto a la Junta de Extremadura. El presidente del colectivo, José Antonio Crespo, confía en que este año pueda estar aprobado y puedan acometerse algunas de las iniciativas contempladas en él. En el caso de aprobarse, éste sería el cuatro centro de estas características que hay en la ciudad, después de que se pusieran en marcha los de San Roque, Menacho y Casco Antiguo.

El proyecto inicial ha sido modificado parcialmente para definir la ubicación de las dos pantallas gigantes que se instalarán en Villanueva y Segura Otaño, dos de las principales avenidas comerciales de Santa Marina.

Además de unificar la imagen de los establecimientos, se instalará wi-fi (conexión inalámbrica a internet), así como un microclima, al igual que ya hizo la asociación de comerciantes de Menacho en su centro comercial. Trejo, que descartó el sonido ambiental, que ha sido instalado en el Casco Antiguo, sí aseguró que el principal objetivo de Santa Marina "no es sólo tenerlo sino mantenerlo". En este sentido insistió en la necesidad de la "autofinanciación".

Anuncios
Anuncios

MARGEN DERECHA Por su parte, los comerciantes de la margen derecha han descartado presentar este año su proyecto. La falta de tiempo y la crisis han frenado el centro comercial en esta zona, aunque el presidente de la asociación, Vicente de la Hoz, aseguró que esto no significa que se haya desistido, "lo que no queremos es forzarlo. Se hará el año que viene".

Sin embargo, la asociación está trabajando en una iniciativa ecológica, que consistirá en repartir bolsos para la compra entre sus clientes con el fin de reducir las bolsas de plástico y así contribuir a la mejora del medio ambiente. "Vamos a presentar la propuesta a la Junta para ver si nos apoya", señaló.


Galería de imágenes