•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Moraleja ha anunciado que la localidad interrumpe "sine-die" sus pagos a la Mancomunidad de Municipios de Sierra de Gata "mientras no tengan absolutamente claro todo los acontecido". El consistorio moralejano ha valorado la situación de crisis en el seno del ente comarcal y consideran que es necesario dar cuenta minuciosa de la situación financiera "antes de aceptar el nombramiento del nuevo presidente".

En un comunicado de prensa el ayuntamiento anuncia su retirada de la mancomunidad "si no se aclara de forma rotunda todo lo acontecido" y una vez aclarado reconocerían al nuevo presidente, Alfonso Beltrán, como tal. También han pedido una auditoría previa a cualquier decisión y exponen como condición indispensable para la continuidad de la localidad en la mancomunidad "la revisión en la representatividad de los órganos directivos por el número de habitantes".

El consistorio critica también el comunicado remitido por el nuevo presidente, Alfonso Beltrán, a los ayuntamientos en los que rogaba se abonasen las deudas con la mancomunidad para proceder al pago de los trabajadores de la agrupación. Moraleja no está de acuerdo con que Beltrán nada más tomar posesión "de forma fulminante y antidemocrática lo primero que hace es pedir dinero para afrontar las nóminas de los trabajadores". Entienden que lo primero es "aclarar las cuentas que han motivado las dmisiones".

Anuncios
Anuncios

También el equipo de Gobierno, formado por PP e Ipex, ha mostrado su "enérgica protesta por no dejar hablar en dicho pleno al portavoz del PP ni a ningún representante de los pueblos mancomunados". Indican que el presidente recién nombrado no puede "privar a ningún mancomunado de su derecho a información, máxime si se trata de asuntos de dinero como es el caso". El equipo de Gobierno también ha pedido el cese del gerente de la agrupación, Ignacio Márquez.


Galería de imágenes