•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta subvencionará con 3.000 euros a las empresas que transformen los contratos temporales en indefinidos a jornada completa. Para ello, se destina un presupuesto de 20 millones de euros. Así, el Ejecutivo regional prevé crear y mantener unos 4.500 puestos de trabajo en la región, según calcula la consejera de Igualdad y Empleo, Pilar Lucio, quien informa de las "medidas anticrisis" aprobadas por el Consejo de Gobierno y que recoge El Periódico Extremadura.

El Consejo de Gobierno aprueba un decreto que regula un programa extraordinario de subvenciones a la transformación de contratos temporales en indefinidos o en fijos discontinuos, todo ello con el objetivo de fomentar el empleo estable, y que estas medidas "tengan efectos a largo plazo".

De hecho, podrán optar a estas ayudas las personas físicas o jurídicas, así como la comunidades de bienes, sociedades civiles, entidades privadas sin ánimo de lucro, uniones temporales de empresas o cualquier otro tipo de unidad económica que formalicen transformaciones de contratos temporales en indefinidos o en fijos discontinuos para prestar servicios en centros de trabajo ubicados en Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, la Junta advierte que no podrán beneficiarse de estas ayudas las administraciones públicas, organismo públicos, entidades y sociedades vinculadas o dependientes de las administraciones, así como cualquier entidad privada o pública, con independencia de la forma jurídica que adopte.

La cuantía será de 3.000 euros si el contrato que se transforme sea a jornada completa, pero si se trata de transformaciones de contrato temporal en indefinido a tiempo parcial "la cuantía a conceder se calculará en proporción al prorrateo que resulte del número de horas de trabajo correspondientes al contrato objeto de subvención, en relación con la jornada ordinaria a tiempo completo aplicable en el sector o la empresa".

Por otra parte, la consejera de Igualdad y Empleo destaca que también recibe el visto bueno un decreto por el que se modifica el régimen de incentivos destinados a favorecer la contratación de personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo.

A través de este decreto, las empresas que contraten a trabajadores con discapacidad tendrán derecho a una subvención de 5.000 euros, "con una ayuda adicional de 2.000 euros si cumplen con los criterios de responsabilidad social".

Este decreto también posibilita la transformación de contratos temporales de personas con discapacidad, en contratos indefinidos, para lo cual se contempla una ayuda de 4.500 euros, y por otra parte, también establece ayudas de 9.000 euros en caso de que la persona con discapacidad contratada tenga "especiales dificultades de acceso al mercado ordinario de trabajo".
    
Con estas modificaciones "se pretende facilitar las condiciones de acceso a la subvención, además de introducir nuevos criterios de modulación en los supuestos en los que se produzca un incumplimiento de las obligaciones derivadas de la concesión de la ayuda".


Galería de imágenes