•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Gata hace aguas. Las profundas divisiones internas existentes en el seno del PSOE comarcal, la nula capacidad de gestión de sus dirigentes y los abusos económicos han provocado una situación de crisis hasta ahora nunca vivida.

El presidente de la Mancomunidad de Sierra de Gata, Valentin Porras, se ha visto obligado a abandonar su puesto, un cargo en el que sucedió al ahora diputado, Alfonso Beltrán, después de que dos de sus compañeros de partido, Ana Isabel Pérez (alcaldesa de Valverde del Fresno) y Marcelo Hernández, primer edil de Hoyos, renunciaran a sus cargos en la sesión del pasado martes.   Porras, por el momento, no ha querido hacer declaraciones   

El relevo de Porras tendrá lugar mañana en una sesión de carácter extraordinario donde anunciará su dimisión. En el pleno, previsto para la 1 de la tarde, también será necesario elegir los puestos vacantes y cubrir los cargos de las comisiones de los ediles que han dimitido.   Precisamente los dos dimitidos hasta ahora, los alcaldes de Valverde y Hoyos, ocupaban puestos de responsabilidad en materia económica, y el PP, que se reunirá esta tarde para analizar la crisis, ya habla de problemas de índole económico.  

Pero la crisis no es nueva en la Mancomunidad de Sierra de Gata. La ineficaz gestión de los recursos turísticos, con un Plan de Dinamización Turística que ha pasado sin pena ni gloria; o la oscura adjudicación de la gestión de las depuradoras de aguas residuales a la empresa Exman, filial del grupo GHT en el que trabajó el gerente, Ignacio Márquez, han alargado las dudas sobre unas más que probables irregularidades económicas.

A estos asuntos hay que añadir los problemas surgidos con el principal pagador del ente, el Ayuntamiento de Moraleja, y su amenaza de abandono de la Mancomunidad, lo que le habría dejado prácticamente en la bancarrota.  

Radio Interior ha intentado conocer la opinión de la dirección provincial del PSOE, que va a tomar cartas en el asunto pero, por el momento, no se va a pronunciar. Los alcaldes socialistas de la comarca han cerrado filas en torno a Porras. Algunos ediles han manifestado su sorpresa ante la noticia como ha sido el caso del alcalde de Robledillo de Gata, Juan Carlos Matías, quien dijo desconocer los motivos de la dimisión. El alcalde de Torrecilla de los Ángeles, Paulino Gómez, también dijo desconocer las causas de la renuncia del presidente aunque rechazó que haya sido por algún tema relacionado con las finanzas del ente comarcal y aseguró que no existen diferencias en el seno del PSOE comarcal.

Sobre los problemas internos de la agrupación, el alcalde de Villasbuenas, Luis Mariano Martín, se refirió a la situación económica de los ayuntamientos que tienen problemas para abonar las cuotas de la mancomunidad.

La Mancomunidad de Sierra de Gata tiene ante sí el reto de volver a ser lo que fue, y recuperar el clima de confianza de los ciudadanos y la normalización de las relaciones laborales del personal contratado, profundamente deterioradas por la gestión llevada a cabo por el gerente y el presidente del ente.


Galería de imágenes