•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Nacional detiene a un matrimonio, de 43 y 42 años, y a su hijo, de 24, acusados de vender sustancias estupefacientes en su domicilio de la barriada de San Lázaro, en Mérida.

Según informa El Periódico Extremadura, la operación sigue abierta y se inició en enero mediante una discreta vigilancia del domicilio y de las actividades de la familia. La policía informa que la operación ha resultado muy laboriosa no sólo la ubicación de la vivienda, sino también a que esta familia, debido a que había sido detenida en dos ocasiones anteriores por el mismo delito, había instalado medidas de seguridad que "son cada más habituales en el desarrollo de este tipo de actividad delictiva".

En concreto, había personas que actúan como "aguadores" cerca de su domicilio, rejas de seguridad antes de la puerta de entrada, que también era de un blindaje especial.

Por, en la operación, que fue dirigida y coordinada por la Comisaría de Mérida, actuaron diversas unidades y servicios policiales de Mérida y de Badajoz.

En el registro realizado se intervinieron 60 gramos de heroína de gran pureza; 12 gramos de cocaína también de gran pureza; un bote de trankimazin; gran cantidad de joyas; un vehículo de alta gama y 1.275 euros en metálico. La policía calcula que la droga intervenida podría alcanzar un precio aproximado de 4.500 euros.

Los detenidos son M.V.N de 43 años y R.G.F de 42 años, así como el hijo de ambos, R.V.G de 24 años, que en las próximas horas pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.


Galería de imágenes