•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ropa y complementos, calzado, productos de menaje del hogar, lencería, material óptico y objetos de decoración, todo ello con descuentos de entre el 40 y el 70% sobre el precio de venta habitual en las tiendas. Ese es el reclamo de la primera feria que se celebra en Cáceres –y en Extremadura– para poner a la venta stocks, los productos que los establecimientos tienen en sus almacenes.

La iniciativa, que se viene celebrando con éxito desde hace tiempo en otras comunidades autónomas, ha sido promovida por la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (Aeca) y por Cáceres Centro Comercial Abierto, y ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Cáceres, que ha cedido gratuitamente el pabellón Juan Serrano Macayo, y de la Cámara de Comercio. Los establecimientos comerciales que participan son de Cáceres y de su zona de influencia.

La feria fue presentada ayer por el presidente de Aeca, José Rojo, que estuvo acompañado por la gerente de la asociación, María Angeles Costa, por Antonio Dionisio, miembro de la junta directiva, y por Yolanda Cordero, gerente de Cáceres Centro Comercial Abierto, quien garantizó que la política de rebaja de los precios será "agresiva" para facilitar la compra a quienes se acerquen a la feria.

 

PEORES REBAJAS Rojo explicó ayer que con esta iniciativa se trata, además de dar salida a los productos que los comerciantes tienen en sus establecimientos, de poner broche a la temporada de rebajas, que según su valoración ha tenido un nivel de venta entre un 5 y un 10% inferior respecto a otros años.

El presidente de la asociación de comerciantes cree que después de un mes de octubre bueno en ventas, "el anuncio por parte de la Junta de que la temporada de rebajas empezaba el día 2 de enero afectó mucho". En la comunidad autónoma las rebajas empezaban tradicionalmente el 7 de enero. Rojo aseguró que, por ese motivo, el mes de noviembre y la primera quincena de diciembre fueron especialmente malos en ventas, hasta el punto de que hay comerciantes de la ciudad que vendieron en diciembre "un 40% menos que otros años", si bien Rojo reconoció que a lo largo de enero se ha recuperado parte del atraso de venta que se venía arrastrando.

La feria arranca el próximo viernes, día 27, a las 12.00 horas y durará hasta el domingo. El viernes, el horario será de 12.00 a 20.00 horas; el sábado, de 11.00 a 21.00 horas; y el domingo, de 12.00 a 20.00 horas, siempre con horario ininterrumpido. Habrá un servicio de cafetería dentro del recinto de la feria. Los comerciantes expondrán sus productos en estands de 9 y 18 metros cuadrados.

 

COSTES El presupuesto de la feria es de 20.000 euros, que costean íntegramente los establecimientos participantes, según explicó Rojo, que hizo notar la ausencia de apoyo a la feria de alguna entidad financiera, a pesar de que lo han solicitado. La gerente de Aeca explicó que la razón de cobrar una entrada "simbólica" de un euro es "para tener un control del número de asistentes". Lo recaudado por esa vía se destinará a sufragar parte de los gastos de organización.

Según explicó Costa, la idea es que la feria se celebre a partir de ahora anualmente e incluso, y dependiendo de la acogida que tenga entre el público, no se descarta que pueda celebrarse un par de veces al año. En esta primera edición se pondrán a la venta tanto productos de invierno como de verano.

El presidente de Aeca calificó la iniciativa como "una huida hacia adelante del sector comercial" en la situación de crisis que se está viviendo, y de "un regalo para los clientes" por los bajos precios que tendrán los artículos puestos a la venta.


Galería de imágenes