•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La nueva facturación mensual de electricidad ha saturado la oficina de atención al cliente de Cáceres con decenas de usuarios que o bien se quejan o bien necesitan información sobre los nuevos y polémicos recibos de la luz. Esta circunstancia ha llevado a colapsar a horas determinadas el único centro de atención que actualmente tiene la compañía Iberdrola en la ciudad, en el número 3 de la avenida de Portugal, donde es frecuente ver colas a las puertas del establecimiento en plena calle.

No en vano se ha incrementado el número de clientes que a diario pasan por ella para solicitar información. Así de una media de 40 personas al día, ha subido a más de 100, según confirmó a este diario uno de los miembros de su personal.

Al aumento de la demanda de consulta se añade el tamaño de la oficina, de escasas dimensiones con apenas 15 metros cuadrados de espacio y con solo dos puntos de atención. Iberdrola cerró en junio del año pasado su oficina de atención al público de la calle Periodista Sánchez Asensio, donde se encuentra su sede central en la capital, y subcontrató este servicio.

TIENDA DE LAMPARAS Así que el centro colaborador de Iberdrola, abierto para todo tipo de consultas y reclamaciones, se encuentra desde entonces en el número 3 de la avenida de Portugal, en la tienda de suministros eléctricos Copexsa, muy cerca de la Cruz de los Caídos. La mitad del local está destinado a oficina de Iberdrola y la otra mitad, la parte posterior, a tienda de electricidad. Igual se puede poner una reclamación que comprar una bombilla.

"Nosotros hemos ido a la oficina central y de allí nos han enviado aquí, que nos ha extrañado que sea una tienda de lámparas. Hemos hecho un poco de cola pero ya está mi marido dentro y le están atendiendo", explica María Agustina Vega, una vecina de Torrecilla la Tiesa que se ha desplazado a Cáceres para, entre otras cosas, aclarar la última factura de la luz que le ha cobrado Iberdrola.

"No sé cómo han sacado la factura porque hemos pagado por un mes (222 euros) casi lo que pagamos por dos (272 euros) y venimos a informarnos. Además tampoco sabemos si el IVA se cobra o no dos veces", reprocha la mujer a las puertas de la tienda de la avenida de Portugal.

REFUERZO DE PERSONAL La compañía eléctrica, a través de su departamento de Comunicación, valoró que el problema de saturación de la oficina es únicamente "puntual", ya que hasta ahora "había reunido las condiciones óptimas" para atender al ciudadano. Además, apuntó que la empresa había reforzado el personal ante el aumento de demanda de información.

Así, desde hace una semana, se ha incorporado a esta oficina una persona más, con la que son tres los empleados que atienden las necesidades de los clientes de Iberdrola. La compañía cuenta con otra oficina similar en Plasencia. Entre ambos despachos, se debe dar respuesta a los 300.000 clientes que la compañía tiene en toda la provincia. Iberdrola recuerda, no obstante, que pueden hacerse todo tipo de consultas también por teléfono o internet durante las 24 horas del día.


Galería de imágenes