•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La directora del Área de Salud de Navalmoral, Carmen Ramos, considera que la alarma creada en Talayuela por la aparición de un caso de tuberculosis en el colegio Gonzalo Encabo es injustificada, aunque reconoce que el caso es real.

Ramos, acompañada por el subdirector del Servicio de Epidemiología del SES, Julián Mauro, ha explicado la situación a un gran número de padres y madres de alumnos que se han dado cita en la Casa de Cultura de Talayuela con el objetivo de intentar tranquilizarlos.

En compañía del alcalde de Talayuela, Raúl Miranda, y del director del colegio afectado, Manuel Vivas, los responsables del SES han explicado que no hay ningún riesgo ni para los alumnos del colegio ni para la salud pública en general.

Anuncios
Anuncios

Carmen Ramos señala a la agencia Efe que "lo que ha sucedido aquí ha sido simplemente que se ha diagnosticado un caso de tuberculosis hace varios días en una persona de 19 años, se ha aplicado el protocolo de estudio de tuberculosis de la Junta de Extremadura, se han estudiado los contactos de esa persona de 19 años y se ha diagnosticado un caso en el colegio".

A raíz de ese caso, se ha detectado la enfermedad en un niño de tres años, primo del primero, sin que los estudios realizados hagan sospechar que éste pueda contagiar la enfermedad.

"Ese niño ha sido tratado, está absolutamente controlado y por lo tanto no había ninguna razón para que se creara esta situación de alarma. Hasta la fecha todas las pruebas que se le han hecho a este niño han sido negativas", aclara la responsable del área sanitaria, que insiste en que en principio el alumno del colegio talayuelano no puede contagiar la tuberculosis.

Sobre la falta de información al ayuntamiento, Ramos señala que si no ha habido más información es porque era un caso aislado el que había en el colegio y, en principio, no suponía ningún riesgo para la salud pública ni para la salud de los niños. Un caso bien diferente hubiera sido, plantea, si hubiera habido que estudiar a otros niños.

Por su parte, el director del colegio considera que la filtración a los medios de comunicación del caso de tuberculosis de un alumno del colegio se debe a una persecución política y personal contra él, pues no hay que olvidar que es un conocido miembro del Partido Socialista.

Preguntado el alcalde de Talayuela, Raúl Miranda, sobre si la actuación del ayuntamiento ha sido la correcta, Miranda difiende su actuación y la de su partido, el PP, pero no así el comportamiento de su socio de gobierno, Iniciativa Habitable. "No lo sé, yo he evitado crear una alarma, yo a lo que me he dedicado ha sido a trabajar llevando todo como se debía de llevar", apunta.

El alcalde defiende la actuación de la Junta y del SES, ya que "existe un protocolo que debían de seguir y es el que han seguido" y agradece la visita de los responsables sanitarios, porque han venido a tranquilizar. "Yo me quedo tranquilo", concluye

En Extremadura, los datos provisionales del 2008 arrojan una incidencia de entre 110 y 114 casos de tuberculosis, según datos aportados por Julián Mauro, que cifra entre 100 y 150 la media de casos anuales en la región y entre 7.000 y 8.000 la media nacional.


Galería de imágenes