•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los carnavales que se celebran en diversas localidades de la provincia de Cáceres se plasman a través de medio centenar de fotografías realizadas por Sebastián Martín Ruano, y que podrán verse en el Museo de Cáceres.

La muestra es el fruto de un trabajo que le ha llevado a su autor 21 años y en el que ha plasmado 25 carnavales repartidos por toda la provincia de Cáceres. Podrá verse desde el 20 de febrero y hasta el 22 de marzo.

En esta exposición, el artista ha buscado la variedad en una tarea en que se ha fijado en la variación de la fiesta a lo largo del tiempo, desde las primeras imágenes que son de su localidad natal, Brozas, y del Peropalo de Villanueva de la Vera, fechadas en 1988, pero además ha tratado de mostrar la riqueza de las diferentes expresiones de la celebración en los distintos puntos de la provincia.

Así, ha recogido, por ejemplo, carnavales apenas conocidos, como por ejemplo las vacas, junto a otros que "milagrosamente sólo se celebran cuando hay suficiente gente", como es el caso del carnaval de ánimas, según destaca el boletín cultural 'ECO'.

Se trata de un trabajo bastante complejo, dado que algunos de los carnavales reflejados apenas trascienden de lo meramente local, lo cual requiere una labor casi puramente etnográfica para introducirse en la fiesta.

Por otro lado está la difícil tarea de la selección de miles de diapositivas y archivos digitales, ya que en una exposición de este tipo no sólo han de primar los imprescindibles aspectos estéticos, sino que hay que conjugarlos con lo etnográfico de nuevo para dar una visión lo más global posible de lo plasmado. "El magnífico resultado ofrece al espectador una visión general, pero detallada y apasionada, de la realidad del carnaval cacereño", señala.


Galería de imágenes