•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Paradójico. Cuando media España soporta lluvias torrenciales y desbordamientos de ríos, la cuenca del Guadiana a su paso por Extremadura está en situación de "prealerta" por sequía. Así lo confirmó ayer el presidente de la citada confederación hidrográfica, Eduardo Alvarado. Aseguró que, si no llueve más, solo hay agua garantizada para regar los cultivos esta campaña y, quizás, la primera mitad del 2010. En su opinión, esta situación no debe generar alarma sino compromisos para el ahorro de agua y una mejor gestión de esta, para asegurar los abastecimientos ciudadanos, que son prioritarios, y las actividades de regadío y otras industriales.

Alvarado alertó de que gran parte de la región sufre una sequía encubierta, "una sequía que oculta la cara porque parece que llueve un poco pero de una manera que nuestros embalses no han recargado lo suficiente". Los datos aportados por el dirigente de la Confederación del Guadiana revelan que los pantanos de su cuenca están al 47,7% de su capacidad; 7 puntos por debajo del nivel del pasado año. Una situación que pone "en alerta" a la cuenca alta y en "prealerta a la zona media", dijo.

Estos mensajes los lanzó Alvarado durante su participación en la jornada El uso racional del agua. eficiencia y ahorro , organizada por la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Don Benito en Agroexpo, debido a unos problemas de abastecimiento que comienzan a inquietar al sector.

Pese a esto, el presidente de la CHG no quiso lanzar un mensaje "alarmista". Por el contrario sí hizo un llamamiento a la concienciación para el ahorro del agua con la implicación de todos –incluídos los regante, las administraciones, y los usuarios— de forma que incluso se pueda alcanzar las dos campañas de riego. Alvarado habló también de las medidas que están adoptando tanto desde la administración autonómica como desde la propia Confederación y que están encaminadas en dos sentidos: conseguir más agua y utilizar la que hay de una manera más eficiente y eficaz.

En este sentido recordó las actuaciones y creación de infraestructuras que realizan para el ahorro de agua y la eficiencia en su consumo, como la modernización de regadíos que desarrolla la Confederación para ahorrar 100 hectómetros cúbicos.

 

TRES NUEVAS PRESAS Se refirió a tres grandes actuaciones a largo plazo como son la construcción de tres presas. Una de ellas es la de Villalba que ya esta en ejecución; y las ya adjudicadas de Alcollarín y Búrdalo cuya construcción comenzará este año. Señaló que ambas se comunicarán con una conducción. Sobre la construcción de la presa del Golondrón, en Don Benito, y una vieja reivindicación de lo agricultores, señaló que hay impedimentos de carácter ambiental que imposibilitan su realización. Apuntó que "en estos momentos no es posible salvar esa situación, pero trabajamos en otras direcciones para asegurar y optimizar los usos del agua".

Unas declaraciones con las que coincidió la Comunidad de Regantes del Zújar, uno de los primeros colectivos en dar la voz de alarma sobre la situación de sequía. Durante la mesa redonda celebrada ayer, su presidente señaló que "la situación es complicada porque este año está bien pero si sigue sin llover, dios sabe lo que pasará". Ante es circunstancia, pidió que la gente se conciencie para ahorrar agua para que la crisis actual no se complique con el problema de la escasez de agua y no "meternos en otra crisis en el sector". Después "será lo que dios quiera porque sabemos que la vida en el campo depende del agua". También desde este colectivo se hizo un llamamiento a toda la población y en particular a los regantes para que economicen agua. Precisamente una comunidad de regantes que han iniciado unas obras de modernización en el sistema de regadío que se ha convertido en el mayor proyecto de España.

En estas jornadas sobre el uso racional del agua participaron también el presidente de la Federación de Comunidades de Regantes del Guadiana y el director general de Infraestructuras de la Consejería de Fomento, José Ignacio Sánchez Mora.

Las jornadas fueron moderadas por el director general de Infraestructuras e Industrias Agrarias de la Junta, Eduardo de Orduña. En su opinión "hay que ser conscientes de que el agua no es un recurso que no tenga límites" por lo que destacó la importancia de la puesta en marcha de nuevos sistemas de riego que logren ahorro, nuevas redes mejoradas para una mejor eficiencia de los sistemas y una formación e información constante a los agricultores para que sepan los medios de los que disponen y procurar esos efectos perseguidos. De esta forma –aseguró– habrá siempre caudales disponibles para atender a las nuevas demandas que se producen en nuestra región.


Galería de imágenes