•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presupuesto de Villanueva de la Serena para este año fue aprobado ayer en el pleno ordinario por el equipo de gobierno con la oposición del grupo municipal popular, que votó en contra. Las cuentas generales presentadas prevén un importe de 16.127.000 euros.

El portavoz del grupo popular, Guillermo Borrallo, se refirió al presupuesto como "ficticio" y "no austero", y criticó que "no se ajusta a la realidad y no refleja debidamente los gastos", motivo por el cual –señaló– su grupo votó en contra. Además, se quejó de que el extenso documento del presupuesto se hubiera entregado para su estudio 48 horas antes de que se reuniera la comisión de Economía y Hacienda.

Borrallo se preguntó por qué no se ha incluido en el presupuesto la indemnización que el consistorio deberá abonar por su salida de la Mancomunidad Vegas Altas y no se ha añadido el canon que recibirá el municipio por la nueva adjudicación del servicio de abastecimiento de agua. Razón ésta última que para el edil popular hace que el concejal de Economía y Hacienda sea "nulo cuadrando el presupuesto de ingresos".

Guillermo Borrallo declaró también que hay partidas "opacas" y propuso que para lograr el objetivo de combatir la crisis, deberían recortarse partidas como la de publicidad y propaganda porque "no basta con la congelación de sueldos de cargos políticos y de confianza".

Por su parte, el edil Luis Solís recordó que este año será el más inversor de la historia de Villanueva, aunque las partidas más cuantiosas para tal fin no puedan incluirse por ley. El concejal insistió en que el principal objetivo de estas cuentas es paliar los efectos de la crisis en la localidad y se refirió a las declaraciones populares como "demagógicas e incoherentes". Finalmente, recordó la reducción del gasto corriente.

 

 


Galería de imágenes