•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Diez, nueve, ocho… La cuenta atrás para el comienzo del Carnaval de Navalmoral se inició anoche con la elección de las reinas y damas. Katia Bravo, en categoría juvenil, y Elena Hernández, en infantil, se alzaron con las coronas que les acreditan como reinas de la fiesta grande morala. Anoche se inició su mes de reinado con un espectáculo de luces y sonidos que transformó al pabellón de deportes en una gran sala de fiestas.

Alrededor de 1.300 personas llenaron un recinto entregado. Los carteles de ánimo a las candidatas asomaban en el graderío. ´Katia eres nuestra reina´, rezaba en uno; ´Zaira, la mejor´, rivalizaban desde la grada opuesta. Entre bambalinas y entre nervios, las aspirantes hacían los últimos retoques a sus elaborados atuendos.

La primera en salir fue Aitana Guadalupe Ruiz, de 8 años, con un traje llamado ´Naida, la diosa del color´, diseñado por Antonio Izquierdo y que representaba los sueños de niñez, según explicó la narradora.

Con tan sólo 7 años, la benjamina, Zaira Corchado, portaba un traje que simbolizaba el deseo cumplido de una abuela que ve desfilar a su nieta como reina del carnaval; de hecho, ése era el nombre: ´Reina por una noche de carnaval´. El vestido de la representante de la peña Pequeños Aficionados ha sido diseñado y confeccionado por Angelines Sánchez.

La última participante en categoría infantil, y a la postre ganadora, fue Elena Hernández, de 13 años. El atuendo, esbozado por José Navareño y llamado ´Quimera´, pretendía trasladar al espectador a otro mundo, a través de una mezcla de colores vivos y partes oscuras. Arropada por la música de Mónica Naranjo, la representante de la peña Baby Boom escenificó la letra mientras se desprendía de partes del disfraz. "No ha sido difícil idear el traje, lo complicado fue confeccionarlo", afirmaba minutos antes del inicio Navareño mientras daba los últimos retoques, pegamento en mano, a su criatura de tela. "Es que lleva más de 5000 escamas", dijo.

Francisco Jesús Pendón, un malagueño habitual ya en el Carnaval moralo, ha sido el diseñador de los tres trajes que compitieron en categoría juvenil. ´Africa´ fue el motivo de inspiración para la vestimenta de Marta Salgado, de 15 años. "Africa, sus colores y sus atardeceres", explicaba la narradora al son de la música tribal.

Verónica Jiménez, de 18 años, portó sobre sus hombros un mar azul. Bajo el nombre de ´La Joya´, la joven mostró un traje en el que predominaban los colores fríos y brillantes. De nuevo, en categoría juvenil, la última en salir fue la ganadora. Katia Bravo, de 19 años, llevó un atuendo marcado por los colores blanco y naranja con luces que resaltaban la intensidad del traje bautizado como ´Evolution´.

Y tras el desfile de las seis participantes, llegó la deliberación. Mientras los cinco miembros del jurado, de los que no se reveló el nombre, votaban, el humorista extremeño Sebas el Rayo amenizó la espera. Y llegó la resolución, que sorprendió a algunos. Siete, seis…