•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha pedido al Partido Socialista de Moraleja que fomente la convivencia en la localidad y les ha solicitado tranquilidad en las relaciones con el ayuntamiento.

Monago realizó ayer una visita a distintas localidades cacereñas, entre ellas Moraleja, donde participó en la convivencia del hogar de mayores y mantuvo un encuentro con dirigentes populares de Sierra de Gata, Valle del Alagón y Las Hurdes. En declaraciones a los servicios informativos de Radio Interior, dijo que algunos comportamientos no tienen justificación y abogó por el respeto entre los dirigentes políticos.

El dirigente del PP analizó también la situación de pequeñas localidades rurales del norte de Cáceres que visitó ayer como es el caso de Acehuche o Portezuelo y manifestó que la necesidad común en toda Extremadura, y más en los municipios pequeños es el empleo por lo que recordó las medidas que ha planteado el PP para luchar contra la crisis.

Asimismo, destacó la importancia para el noroeste de Cáceres la puesta en marcha de la autovía autonómica Ex-A1 y puntualizó que este tipo de obras generan impulso por lo que recordó la discrepancia de los populares con la propuesta de la Junta de ralentizar este tipo de proyectos.

En otro orden de cosas, José Antonio Monago opinó también sobre la decisión del alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, de suspender de empleo y sueldo al jefe de la Policía Local, Miguel Sardiña, por haber provocado un accidente de tráfico en estado de embriaguez. Monago ha sido hasta hace unas semanas concejal y teniente de alcalde en el ayuntamiento pacense y manifestó que el comportamiento de un cargo público debe "ser ejemplar" y es necesario un ejercicio de responsabilidad. También se limitó a puntualizar que la ley funciona y será la justicia la que dictará una sentencia, aunque indicó que no le gusta "el linchamiento público porque nadie se lo merece".