•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ni un ladrillo se ha puesto aún en la promoción de 700 viviendas a 60.000 euros que planificó hace más de tres años la Junta de Extremadura y que están adjudicadas por sorteo desde abril del 2007. Su construcción se ha encontrado con un grave inconveniente: "Ningún banco financia la operación", aseguró ayer Hugo Sánchez, el gerente de Shayver, una de las tres promotoras que edificarán los pisos.

Las primeras previsiones habían sido que a finales del 2009 o inicios del 2010 se entregarían estas viviendas, sin embargo al día de hoy ni hay dinero ni permiso municipal aún para su construcción. "En los últimos seis meses, hemos presentado el proyecto a veinte entidades financieras y ninguna la apoya porque –asegura Sánchez– consideran que nuestros clientes son potencialmente insolventes y en la misma situación se encuentran el resto de las promotoras del proyecto".

La esperanza de desbloquear la construcción de estos pisos se ha puesto en el convenio que firmaron el martes la Junta y 12 bancos para facilitar la concesión de créditos hipotecarios a las familias adjudicatarias de estas viviendas protegidas. El gerente de Shayver anunció que presentarán el proyecto a estas doce entidades colaboradoras y esperan que ahora se cuente con el dinero necesario. "Retomaremos las negociaciones", explicó Sánchez.

La participación de los bancos es crucial puesto que son los que adelantan el dinero para la construcción, entre el 80% y el 93% del total. El porcentaje restante, que se confía mantener en un 7%, lo asumirían los propios compradores con entregas periódicas. Estos, de momento, solo han pagado, en mayo del 2008, 500 euros para la reserva del piso que les tocó.

Los pisos, de todas manera, tampoco tienen concedida las licencias municipales para su edificación. El gerente de Shayver explicó que, ante la carencia de financiación para sacar adelante el proyecto, se "paralizaron" los trámites para la obtención de permisos, sin embargo garantizó que, una vez se obtenga el dinero, "en un plazo mínimo" se levantarían los pisos. Este periódico intentó ayer contactar con los responsables de las otras dos promotoras implicadas (Provivesa y Ferrovial) sin conseguirlo. También se solicitó información de la situación del proyecto a la Junta, que al cierre de esta edición no la había facilitado.

Mientras, las quejas de los afectados se van acumulando y el problema es que no obtienen respuestas claras cuando acuden a la Junta de Extremadura o a las promotoras. Por eso, han empezado a organizarse con el objetivo de crear una especie de plataforma para reivindicar que se acelere la construcción de los pisos. Para ello, incluso han creado un blog (http://el-junquillo.blogspot.com ) y una cuenta de correo electrónico (eljunquillogmail.com ) donde poner en contacto a las 700 familias que esperan estas viviendas.


Galería de imágenes