•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La asociación de vecinos Ciudad Monumental renovará su organigrama durante este mes tras la marcha de Luis García como presidente de este colectivo. Los socios se proponen ahora utilizar como nueva fórmula de trabajo la creación de una comisión en la que queden asignadas las distintas tareas por áreas. De esta forma, explican los vecinos, la asociación podría seguir defendiendo los intereses de la barriada, sin necesidad de nombrar una junta directiva al uso.

Con este objetivo, un grupo de residentes ha comenzado ya los trabajos con vistas a una asamblea extraordinaria que podría celebrarse a finales de este mes y en la que se debatiría este asunto. Los vecinos se están planteando la posibilidad, si es legal, de que no exista la figura del presidente, que ha recaído en Luis García durante los seis últimos años. El plan de los vecinos tiene como base la agilización de las tareas del colectivo, de manera que las funciones queden delimitadas para evitar que la totalidad del trabajo y la representación asociativa recaigan sobre una sola persona. "Habrá cosas que el presidente pueda atender y otras no", explican fuentes vecinales, que prefieren no dar por segura la constitución de esta comisión de trabajo hasta que no se realice la consulta legal.

Tras la salida de Luis García, que se produjo el pasado mes y para la que esgrimió motivos de cansancio, la continuidad de la asociación vecinal Ciudad Monumental parece asegurada. En esa comisión se alternarían personas que han integrado la junta directiva de García con otras c aras nuevas que se incorporarían al trabajo. "Cualquier duda sobre el futuro de la asociación está despejada", indican fuentes próximas al grupo de trabajo.

Entre las actuaciones pendientes en el recinto intramuros, García destacó en su despedida la urbanización de la zona comprendida entre el barrio de San Antonio y la Puerta de Mérida, la reorganización del tráfico en las calles Hornos y Gallegos, además de una reforma integral en el entorno de la plaza de Santiago mediante la renovación del pavimento y acerados, saneamiento y eliminación del cableado. Los principales logros durante el mandato de la anterior junta directiva tienen que ver con la restricción del paso de vehículos en Caleros y Tenerías y las intervenciones realizadas en el Adarve del Cristo y la calle Obra Pía de Roco. El colectivo también se ha propuesto dotar de aparcamientos para residentes de esta zona, aunque no ha logrado que se construyan nuevas infraestructuras que resuelvan esta prioridad vecinal.


Galería de imágenes