•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, ha planteado la posibilidad de que el parador previsto en el edificio del antiguo hospital provincial tenga una capacidad menor a la que se proyectó inicialmente con el fin de complacer a los hoteleros de la ciudad, que ven en este proyecto una amenaza para el sector.

La idea es, según explicó ayer, pedir a Paradores "que no se haga un parador nacional de 60 o 70 habitaciones, sino que tenga una capacidad menor, de 25 habitaciones, y el resto se dedique a espacios culturales como salas de exposiciones, conciertos o congresos".

Esta propuesta fue trasladada por el alcalde al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el encuentro que mantuvieron ambos el pasado martes en el ayuntamiento y en el que intercambiaron impresiones sobre diversos asuntos de interés para la ciudad, según Celdrán.

Anuncios
Anuncios

Esta sería, según declaró, una solución "intermedia" que, en su opinión, "podría complacer un poco más a los hoteleros, porque les quitaría menos plazas y así podemos seguir con el proyecto adelante".

El presidente de la Confederación de Empresarios de Turismo de Extremadura (Cetex), José Luis Ascarza, ha pedido en varios foros, a raíz de las quejas planteadas por buena parte del empresariado hotelero, "que se reconsidere la apertura del parador porque no nos parece ni el momento, ni el sitio, ni la oferta adecuada".

Los empresarios del sector solicitan "que se retrase la apertura y se busque un emplazamiento más adecuado para un parador, como podría ser el fuerte de San Cristóbal".

Ante estos posicionamientos, el alcalde trasladó su inquietud a Fernández Vara "porque así Badajoz no evoluciona nunca con tanta imaginación como tenemos". Por ello considera que es posible una medida "intermedia" como la que él plantea de reducir la capacidad del futuro parador y evitar así que se frene esta obra, con la que se comprometió el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

A Celdrán su idea le parece "acertada" y de "sentido común", con independencia, según dijo, de que a él le gustaría que al inmueble del hospital provincial fueran todos los servicios municipales, "pero una cosa es lo que uno sueña y otra es lo que se puede hacer".

De esta forma, el alcalde se desmarcó de la propuesta que puso sobre la mesa el pasado mes el viceportavoz de su propio equipo de gobierno, Francisco Javier Fragoso, de permutar el inmueble del hospital provincial para centralizar en él todos los servicios municipales por el fuerte de San Cristóbal para construir allí el parador.

Sin embargo, reconoció ayer, que esto "lo veo difícil, aunque ojalá, porque le daría mucha vida al centro y al ayuntamiento le solucionaría un problema. Pero de lo que se trata más que nada es de hacer algo y rápido, y si esto está encauzado ya así, es más fácil hacer ahí el parador".

La petición de Cetex de reconsiderar el proyecto ha llegado también, a través de su confederación nacional, a Paradores de España, por lo que está a la espera de una reunión para tratar este asunto que podría celebrarse en enero, según José Luis Ascarza.

El sector considera que no es el momento para soportar una "competencia pública" de este tipo, cuando la oferta hotelera que hay en estos momentos en Badajoz "es muy grande y de calidad, pero no sólo de hoteles sino también de restauración, sin embargo el volumen de ocupación no supera el 40% o el 45%".

Ascarza manifestó ayer que la propuesta del alcalde "podría ser una solución si no se ofertan muchos salones para convenciones que es lo que está haciendo Paradores últimamente y que supone una competencia muy grande para la privada".

Además recordó que el parador "no era algo demandado por Badajoz y se anunció su creación sin contar si era conveniente", por ello cree que lo más idóneo es que se cree una comisión en la que estén representadas todas las partes afectadas para analizar la situación.


Galería de imágenes