•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La gran estrella del combinado extremeño, Fernando Morientes, quiere estar presente en el segundo encuentro de la selección extremeña, que tendrá lugar el sábado a partir de las 17.00 horas en el estadio Príncipe Felipe de Cáceres, frente al combinado de Perú. Así lo manifestaron al menos ayer tanto Pedro Rocha, delegado de la Federación Extremeña de Fútbol en Cáceres, y Manolo Sánchez, encargado junto a Sancho Bejarano de la dirección técnica del equipo. No hizo falta que nadie les preguntara. Ambos saben que su presencia sería un acicate para que muchos aficionados acudieran al estreno del combinado regional en la capital cacereña.

"Hay una ligera esperanza de que Morientes esté el sábado. El quiere venir. El problema es que durante esos días está en Liverpool, pero va hacer todo lo posible por acudir. Va a depender de que encuentre vuelos esos días para poder estar", dijo Manolo.

En cualquier caso, no ha incluido al delantero internacional español en la lista definitiva de veintidós jugadores. En ella tampoco están el guardameta de Coria César, actualmente portero del Totenham, que como es habitual en la Premier habrá de jugar los días 26 y 28 de diciembre y no ha conseguido permiso de su club. Perera (del Rayo Vallecano), De Paula (ex de la Real Sociedad y ahora en La Ponferradina), Luismi (del Espanyol B) y Juanma (del Betis) tampoco son de la partida por distintos problemas físicos.

Anuncios
Anuncios

En contraposición, han confirmado su presencia jugadores de la talla de Ito (ex de Extremadura, Espanyol, Betis y Celta y ahora en el Córdoba), David Generelo (Zaragoza), Eduardo Moya (Celta), Manuel Parra (Sporting de Gijón), David Cortés (Getafe), Víctor Fernández (Real Valladolid), Casto Espinosa (Betis), Enrique (Cádiz), Julián López (Espanyol) o Javito (Aris de Salónica). La lista la completan Rocha (Cacereño), Sergio (Deportivo B), Cidoncha (Granada), Agustín (Sabadell), Tete (Rayo), Cavas (Alicante), Troiteiro (Lucena), Chirri (Deportivo B), Molina (Linares), Rueda (Valladolid B), Casaseca (Córdoba) y Sabino (Mérida).

Los problemas para cerrar el partido de la selección, tras la renuncia de China a última hora, han motivado que la federación haya sido extremadamente escrupulosa al buscar un rival de garantías y que no les metiera ´gato por liebre´. Por ello, se ha exigido al rival sudamericano firmar un contrato en el que se estipula que "el 80 por ciento de los jugadores que vengan a Cáceres tienen que haber debutado ya con la selección de Perú".

Un conjunto parecido que puso en serios aprietos hace unos meses a la selección española en un amistoso de preparación para la Eurocopa 2008, que finalmente fue ganada por los de Luis Aragonés. En aquel partido, el combinado de Chemo Del Solar mostró su mejor cara y cayó derrotado por la futura campeona europea por 2-1, con gol en el último minuto de Capdevilla.

"El rival es el que hay", respondía Manolo, que aseguraba que "aunque no está al nivel de otros años es un equipo de toque y con muy buena técnica".

La idea del seleccionador es hacer dos equipos distintos en cada tiempo y utilizará el clásico esquema 4-4-2 en su partido de debut como máximo responsable de Extremadura.

Manolo Sánchez quiso destacar que no habrá entrenamiento previo al partido. Los jugadores quedarán concentrados a las 12 del sábado en el Hotel Extremadura y llegarán una hora antes del partido al Príncipe Felipe. Los peruanos llegarán el viernes y se marcharán el domingo.

Las gestiones para encontrar un rival, tras el desaire de China, han impedido dar más publicidad al partido. De ahí que la venta de entradas –en el propio estadio, en la sede de la federación y en Caja Almendralejo– sea todavía lenta. A partir de hoy, un vehículo irá anunciando el amistoso navideño de la selección y la federación repartirá alrededor de 1.500 entradas entre los clubes cacereños. Todo con el objeto de que la respuesta del público sea masiva y el partido de la selección extremeña se convierta en una tradición.


Galería de imágenes