•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Asociación Extremeña de Amigos del Pueblo Saharaui inicia la XIII Caravana de la Paz con la intención de reunir cinco camiones que transporten 150.000 kilos de alimentos no perecederos hasta los campos de refugiados saharauis de Tindouf. Esta campaña de recogida de alimentos se desarrollará en los colegios y en las grandes superficies y supermercados de la región y el objetivo es que los camiones puedan partir entre el 1 y el 15 de febrero con destino al Sahara.

Antonio Ríos, responsable del Area de Sensibilización de la Asociación Extremadura de Amigos del Pueblo Saharaui, explica que los alimentos que se recojan en Extremadura se llevarán hasta Alicante, en donde se clasificarán, y desde allí viajarán en barco hasta Orán, para después recorrer 2.000 kilómetros por el desierto. De aquí la importancia de que los alimentos sean no perecederos, informa El Periódico Extremadura. 

Además de los alimentos, también serán importantes las donaciones económicas, ya que hacer llegar cada camión hasta el Sáhara ronda los 2.000 euros.

Anuncios
Anuncios

Ríos, que asegura que porcentualmente Extremadura está a la cabeza en solidaridad, hace un llamamiento para que el mayor número de personas done alimentos. La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura hace un llamamiento sobre todo para recoger aceite, arroz, azúcar, legumbres o pasta.

También destaca que en la Caravana de la Paz no interviene ningún intermediario y que la ayuda llega directamente al pueblo "que es quien la necesita".

El delegado del Frente Polisario en Extremadura, Badabi Benamar, aboga por la importancia de la información toda vez que, según sostiene, existen personas que quieren "hacer olvidar" y "arrinconar" la causa y el "drama" saharaui. Así, recalca la existencia de las miles de personas que viven en la "inmensidad del desierto" y que aún así han sabido "resistir y crear un modo de vida" porque creen que tienen derecho porque sus objetivo, como son la "búsqueda de la libertad, la dignidad y el respeto sobre su tierra", son "nobles".

Respecto a la situación política de la zona, Benamar insiste en que no hay novedades e incidió en el hecho de que el pueblo saharaui sigue viviendo en una situación "precaria e infrahumana" de "exilio y destierro obligado".

También acusa a Marruecos de "falta de voluntad política" y de mantener una "postura desafiante" a las resoluciones de la comunidad internacional con el objetivo de obstaculizar el proceso de paz iniciado por Naciones Unidas y confia en que la vía civilizada y pacífica sea el mecanismo para la resolución del conflicto.


Galería de imágenes