•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Atento reunió el viernes a los 146 trabajadores que atendían el servicio de telemárketing de Endesa para comunicarles lo que muchos sospechaban desde noviembre y el jueves por la tarde les avanzaron los delegados sindicales: la energética daba por finalizado su contrato con Atento y no había ningún otro cliente que absorbiera a todos los teleoperadores que lo desarrollaban, por lo que la compañía debería despedir al grueso de la plantilla de este servicio. Son en total 126 empleados ya que los otros 20 son trabajadores sujetos a contratos protegidos (jornadas reducidas por maternidad o lactancia) que la empresa va a recolocar el 8 de enero en un nuevo servicio que comenzará a funcionar en la plataforma de Cáceres.

"Las personas que continúan en Atento cogerán ahora las vacaciones que aún tengan pendientes y la empresa se hará cargo del tiempo restante hasta que se reincorporen en enero", señaló Narciso Capilla, delegado sindical de UGT. A los 126 restantes se les citó en la empresa para comunicarles el despido y el lunes quedarán desvinculados de la compañía una vez que firmen el finiquito. Antes, los delegados sindicales de UGT y CCOO se reunieron con el comité de empresa para ratificar el acuerdo que alcanzaron en la reunión del jueves con los dirigentes de Atento en Madrid.

 

DESDE NOVIEMBRE Esa mesa de negociación se convocó después de los 10 despidos que se produjeron en el mes de noviembre en el mismo equipo de trabajo de Endesa. "El cliente estimaba que el servicio no le daba para continuar y decidió recortar plantilla", explicó el delegado de UGT. Esa circunstancia fue la que puso en alerta a los representantes sindicales de los trabajadores. Por parte de UGT se solicitó un servicio de mediación que desembocó en las reuniones en las que se dio a conocer la decisión de Endesa; mientras que CCOO convocó dos jornadas de huelga –para los días 5 y 9 de diciembre– que finalmente no se llevaron a cabo con el inicio de las negociaciones.

En el acuerdo entre Atento y los sindicatos, tal y como avanzaba ayer este diario, la empresa se compromete a recolocar a los 146 trabajadores afectados y establece como plazo límite para conseguirlo el 31 de julio del 2009. Para hacerlo, según confirmaron desde el departamento de Comunicación de Atento a este diario el jueves, se crea una bolsa de empleo para "priorizar estas contrataciones", siguiendo dos criterios:antigüedad en la empresa y cargas familiares. Además Atento adquiere el compromiso de ofrecer a los empleados un puesto en las mismas condiciones y horario que tenían ahorayanoexcluirles de la bolsa de empleo en el caso de que el puesto sea en un turno distinto y ellos lo rechacen.

SATISFACCIÓN / "Estamos satisfechos porque entendemos que es el mejor acuerdo posible", señaló la presidenta del comité de empresa, Lola Manzano, de Comisiones Obreras. Manzano se mostró confiada en que en las recolocaciones sean en un plazo "breve" por parte de alguna firma de seguros interesada en los servicios de la plataforma de Cáceres. "No se trata de despidos por baja productividad", insistió Capilla, que recordó que los trabajadores que ahora salen de la empresa son los mismos que hace tres meses fueron `absorbidos´ por el servicio de Endesa tras terminar el contrato con Movistar. "El problema ahora es que Atento no tiene un cliente que permita la recolocación", señaló.

Tras estos despidos de ayer, la plantilla de la plataforma de Cáceres se reduce a 484 empleados que atienden dos servicios -134 en el servicio de asistencia técnica de Telefónica 1002, y 350 empleados en la plantilla específica de asistencia técnica del servicio de ADSL-, lo que reduce a poco más de un tercio, los 1.200 empleados que han llegado a prestar servicio en esta sede. "En todo caso los trabajadores fluctúan mucho en función de los picos de campañas", señaló el delegado de UGT. Atento tiene en España una plantilla de cerca de 12.000 trabajadores.