•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de Moraleja aprobó por unanimidad en la sesión de este viernes la segregación de la entidad local menor de Vegaviana y la construcción de un nuevo puente sobre el Río Rivera de Gata.

El concejal popular Emilio del Sol, recordó a los plenarios que Vegaviana fue primero pedanía y luego entidad local menor, una situación en la que ha permanecido durante los últimos diez años. En la actualidad funciona con autonomía propia y recibe fondos de la Junta de Extremadura, Diputación Provincial de Cáceres, INEM y otras administraciones autonómicas, nacionales y europeas. Sin embargo, la entidad no percibe ingresos por el cobro de impuestos.

El Ayuntamiento de Moraleja recibió hace unos días un escrito de la Junta de Extremadura en el que comunicaba que, superados todos los trámites pertinentes, era preceptivo el visto bueno del pleno a la segregación para ponerlo en conocimiento del Comité Consultivo, que elaborará un dictámen al respecto.

Vegaviana será segregada de Moraleja con el territorio que fue aprobado el 20 de febrero de 2007, en el que quedan delimitadas las parcelas que conforman el que será el término municipal del nuevo municipio de Extremadura.

El pleno también dio luz verde a la construcción de un nuevo puente sobre el Río Rivera de Gata. La financiación de la obra se realizará con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local, que ha destinado una partida presupuestaria de 1.401.570 euros a Moraleja para la ejecución de obras de infraestructura de nueva planificación.

El pleno estuvo salpicado de anécdotas, como la que protagonizaron populares y socialistas, que coincidieron al presentar sendas mociones para destinar la partida del Fondo Estatal de Inversión Local precisamente a la construcción del nuevo puente. La de los populares fue aprobada, pero la de los socialistas quedó en puertas porque la alcaldesa, Concepción González, expresó su temor a que contemplase algún resquicio que luego pudieran utilizar para perjudicar los intereses del equipo de gobierno. En realidad, ambas mociones eran coincidentes en lo básico, aunque la presentada por el PSOE contemplaba que los trabajos se hicieran de forma que se estimule la creación de empleo beneficiando de forma especial a los vecinos de Moraleja. Los populares dijeron que el pliego de cláusulas para la ejecución de la obra vendrá redactado por la Administración central y no podrá ser objeto de modificación, por lo que expresó su rechazo a parte de la moción.

El inicio del pleno lo marcó la portavoz de la oposición, Teresa Roca, quien dijo que deberían constar en acta las afirmaciones realizadas por la alcaldesa en la última sesión por si fueran constitutivas de delito. En aquel pleno, al que no asistieron los socialistas, González acusó al equipo de gobierno de Roca de haber beneficiado a una empresa supuestamente vinculada a los socialistas.

Otra anécdota la protagonizó, sin pretenderlo, el edil de Ipex, Jaime Vilella, quien tuvo a su lado durante toda la sesión un pupitre repleto de carpetas y archivadores que, según se supo al término del pleno, eran las facturas de los últimos seis meses que habían solicitado los socialistas para su revisión. De hecho, al término de la sesión, el público abandonó la sala y los ediles se quedaron en sus escaños revisando todas las facturas recibidas por el ayuntamiento.

También fue anecdótica una intervención de Carlos Lomo en la que criticaba al alcalde de Getafe, Pedro Castro, quien se preguntó "¿por qué hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha?". En tono irónico, Lomo tildó a Castro de machista por no haberse referido también a las "tontas del coño del PP".

En la sesión, los socialistas propusieron una congelación de sueldos y dietas para los cargos públicos y personal de confianza, pero no para los empleados del ayuntamiento, y se refirió a los 3.500 euros de sueldo de Concepción González. En ese momento, la alcaldesa pidió a una empleada del ayuntamiento que distribuyera una fotocopia de su nómina entre los presentes para que comprobasen que esa es la cantidad bruta y que, descontadas retenciones, su asignación mensual queda reducida a 2.771,61 euros.


Galería de imágenes