•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las máquinas de la recuperación de la memoria histórica volvieron ayer a la comarca de la Vera. No lo hicieron para continuar los trabajos de excavación en la fosa abierta hace ya algunas semanas en Villanueva, sino para abrir una nueva en el término municipal de Valverde de la Vera. Allí, en el paraje conocido como de Las Palomas , se encontraría, según todos los testimonios, la fosa común en la que se depositaron los cuerpos de cinco vecinos de esta localidad fusilados el 14 de septiembre de 1936.

Los restos de Tomás Salinero Vázquez, de profesión albardero; de su hermano Ildefonso, también albardero; de los jornaleros José María Naranjo Camer y Pedro Tornero Quintana; y del Tío Pardo , cuyo nombre y apellidos se desconocen por carecer en estos momentos de familia en la zona, son los que tratan de encontrarse en estos momentos.

La excavación, que se está realizando en el punto kilométrico 68,800 de la carretera Ex-203 con una máquina cedida por el ayuntamiento de Villanueva de la Vera, se inició sobre las 09.30 horas, sin que en todo el día diera resultados positivos en cuanto al hallazgo de restos humanos.

Anuncios
Anuncios

Alrededor de las 10.30 horas un agente de la Guardia Civil preguntó a uno de los voluntarios de Villanueva si tenían permiso judicial para realizar la excavación. Este último solamente le mostró los permisos del propietario de la finca y del ayuntamiento, por lo que el agente aseguró que se pondría en contacto con el juzgado competente en el tema, "sin que volvieran a venir en todo el día", aseguró a última hora de la tarde el miembro de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Sierra de Gredos, Lucio García.

En el lugar estuvieron durante toda la jornada familiares de los represaliados, expectantes ante la posibilidad de que en cualquier momento aparecieran restos sin que sus deseos se vieran cumplidos.

Entre ellos se encontraba Deogracias Salinero González, hijo de Ildefonso Salinero, que estaba un poco desorientado en cuanto al lugar exacto donde puede estar la fosa, "debido a que he sido emigrante desde el año 1957 y en ese tiempo han ensanchado la carretera, pero en esta zona está la fosa, porque aquí hemos venido nosotros muchas veces a traer flores y velas". Deogracias, que recuerda que cuando era pequeño "mi madre nos traía muchas veces aquí", no se desanima y espera poder recuperar los restos de su padre.

También en el lugar, entre los muchos vecinos de Valverde, estaba Teodoro Olivares Fernández, que aseguró saber "de toda la vida" que están enterrados "aquí". "Cuando éramos chavales íbamos a Villanueva al Pero-Palo y al pasar por aquí no acordábamos del enterramiento", señaló.

También se acercó hasta Las Palomas , Amalio González, yerno de Manuel Cordero Bohoyo, que no sabe muy bien si el cuerpo de su suegro yace "en esta fosa, o en otra que hay junto a aquel árbol", señala. Amalio reconoce que están deseando "recuperar los restos del abuelo", pero su mujer y su hermana, que no han acudido, "se encuentran en el pueblo porque ya no se atreven a venir hasta aquí".

Las excavaciones iniciadas ayer se continuarán hoy.


Galería de imágenes