•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si a la región de Murcia le hace falta agua para beber, mañana mismo se hace el trasvase, pero si no es para beber, deben aclararse muchos aspectos que interesan a los ciudadanos". Así de rotundo se mostró ayer el presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, sobre el posible trasvase del embalse de Valdecañas al río Segura, durante una intervención pública en la sede del PP en Navalmoral, tras visitar el pantano. Monago, que estuvo acompañado por el presidente local del partido y alcalde moralo, Rafael Mateos, entre otros dirigentes populares, advirtió que antes de decidir sobre el trasvase "hay que garantizar que haya unos niveles para poder atender las necesidades que tiene la zona", señaló.

En este sentido, aconsejó que hay que tener en cuenta los proyectos de carácter turístico que se pondrán en marcha en el entorno de Valdecañas, algunos con una inversión de 200 millones de euros y, "que necesitarán de agua", afirmó.

El presidente del PP regional acusó a distintos representantes del Gobierno central de expresar opiniones contradictorias en este asunto y dijo que por este motivo el pasado martes en el Senado formuló 27 preguntas dirigidas al Gobierno Central con el fin de despejar algunas dudas. "Deben aclarar las contradicciones suscitadas" entre la ministra Espinosa y el secretario de Estado de Agua, Josep Puxeu, en las que afirma que este asunto "no está sobre la mesa, pero probablemente en febrero del 2009 esto se sacaba y decía, esto no se saca para no quemarlo, son palabras suyas y como hay contradicciones deben aclararse".

Monago aseguró que la posibilidad de que finalmente se dé el visto bueno al trasvase no ha sentado bien en la Comunidad de Regantes de Valdecañas, quienes ayer le mostraron su oposición frontal "a cualquier trasvase", aseguró.