•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por una sociedad para todas las edades . Con este objetivo en el horizonte, 300 mayores y jóvenes se citaron ayer en Villanueva, la ciudad elegida para desarrollar el I Debate Intergeneracional Regional organizado por la Asociación de Universidades Populares –Aupex– y la Consejería de Sanidad. Este encuentro forma parte del programa Nuestros mayores activos , y contó con la asistencia de representantes de las 38 universidades populares de la región, jóvenes y mayores que lograron eliminar la gran barrera de la incomunicación existente entre generaciones y lo consiguieron compartiendo vivencias dispares.

De hecho, esta actividad se articula como un punto de encuentro en el que compartir experiencias y puntos de vista para que reflexionen sobre temas de actualidad y acercar posturas sobre temás de interés.

"Creemos que es muy positivo poner en común la experiencia que tienen los mayores y los más jóvenes, porque supone beneficios para todos", dijo la consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, quien se refirió a la búsqueda del envejecimiento activo.

Mejuto relacionó el auge de esta política intergeneracional con la entrada en vigor de la ley de dependencia, la autonomía personal y el envejecimiento activo. Señaló: "A los mayores les llega una edad en la que pueden creer que tienen todo hecho en la vida, y no es así, les queda mucho por hacer, entre otras cosas mostrar la experiencia que llevan a sus espaldas a los que aún les queda mucho camino por recorrer". Al tiempo, animó a los participantes más jóvenes a aprovechar la experiencia que acumulan los mayores para su propia "maduración y progresión personal y profesional", y a los mayores a "sentirse útiles ayudando a los demás con sus aportaciones".

En el punto de partida coinciden mayores y jóvenes: la falta de comunicación entre ellos, como ponía de manifiesto Juliana Muga, una de las mayores participantes de Herrera del Duque. "Apenas hay relación entre nuestras generaciones pero queremos impulsarla y estas actividades viene muy bien. Tenemos mucho que aprender unos de otros, si nos dejamos aconsejar".

Por su parte, Ana López, una joven del hogar de Los Santos y de Zafra, coincidía en las ventajas de estos encuentros pero pide que se elimine el tópico de que los jóvenes se implican poco y abogó por hacer este tipo de jornadas más atractivas.