•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La coincidencia de cuatro proyectos de mejora permitirá cambiar de modo sustancial la imagen de una amplia zona de Aldea Moret, que además es la más degradada y la que vertebra precisamente la mayoría de los barrios que forman este distrito. Las actuaciones, todas aprobadas y con los trámites ya en marcha, se desarrollarán en los próximos meses. Se trata de la segunda fase de la remodelación de la avenida Río Tíber, que acabará de adecentar dos laterales de Proa con 400.000 euros; la renovación integral de la calle Germán Sellers, donde además se construirán dos plazoletas con 180.000 euros; el nuevo vial de cuatro carriles que sustituirá el último paso a nivel y permitirá reordenar la deteriorada franja entre Santa Lucía, La Esperanza y el poblado minero, una obra de 2 millones de euros; y la limpieza del descampado que ocupa todo el lateral de Santa Lucía, actualmente lleno de pastos y perreras.

Estas zonas son además colindantes, es decir, unas dan continuidad a otras, y registran mucho tránsito al servir de paso entre distintos puntos de Aldea Moret. De hecho, podría decirse que casi constituyen la columna vertebral de la barriada, "de ahí la importancia de las actuaciones", explica el concejal de Infraestructuras Viarias, Miguel López.

El proyecto de mayor envergadura –de hecho es el más importante del plan anual de obras del ayuntamiento– lo constituye la nueva avenida de cuatro carriles y casi medio kilómetro que conectará la avenida de la Constitución en línea recta con la carretera de Badajoz (Ex-100), por el poblado minero. Salvará la vía mediante un tramo subterráneo –de ahí su elevado coste–, que permitirá suprimir el actual paso a nivel. Será el auténtico eje de Aldea Moret al cruzar todo el distrito y enlazar con el barrio minero, que tendrá cientos de viviendas, y además contempla una rotonda de donde saldrá otro vial hacia La Esperanza.

La obra incluye el acerado y ajardinamiento de los márgenes de estas calzadas, es decir, creará zonas de esparcimiento donde ahora solo hay pastos, piedras y suciedad. Una parte corresponde a dos laterales del Centro de Educación Especial Proa, que se convertirán en pequeñas franjas verdes (los otros dos también se incluyen en sendas actuaciones).

Este amplio proyecto, financiado por la Junta, correrá a cargo de la ute Gévora-Extraco y comenzará en breve. "El contrato se ha firmado y solo queda pendiente el acta de replanteo, los técnicos municipales ya están en ello", explica el concejal Miguel López, que calcula que la obra se habrá iniciado en diciembre (tiene ocho meses de plazo).

La nueva avenida partirá justo de Río Tíber, donde también se está acometiendo un proyecto de 1 millón de euros sobre un área de 16.000 metros cuadrados. La primera fase, de 450.000 euros, ha finalizado hace unos meses con la renovación de servicios (saneamiento, abastecimiento…), acerados más amplios, asfaltado, pavimentación integral, mobiliario urbano, alumbrado, nuevos accesos peatonales y una zona verde en un tercer lateral de Proa también degradado, donde se ha habilitado un paseo hasta la esquina con la calle Ródano.

La segunda fase, con 400.000 euros ya consignados en los presupuestos de este año, se llevará a cabo en los próximos meses (aún debe salir a contratación). Partirá justo donde finalizó la anterior y ajardinará el cuarto lateral de Proa, colindante con la calle Ródano. También se dotará de mobiliario a un parque rústico ya esbozado en la primera fase en este enclave. "Será una zona verde de expansión para los vecinos", explica el concejal.

La tercera actuación será financiada por la Consejería de Fomento de la Junta de Extremadura con 180.000 euros y se centrará en la calle Germán Sellers de Paz. "Vamos a renovar los acerados, los bordillos, el asfalto y el saneamiento. También pretendemos habilitar dos plazoletas (con bancos, farolas y algún espacio verde) sobre sendos solares que no ofrecen buena imagen", precisa el edil Miguel López. Los servicios técnicos del ayuntamiento ya están evaluando el proyecto, "que esperamos iniciar antes de fin de año", calcula el concejal.