•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Moraleja, Concepción González (PP), anunció hoy en la sesión plenaria del mes de noviembre que pondrá en manos de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura diversas facturas emitidas al ayuntamiento por una empresa supuestamente vinculada al PSOE durante el mandato de los socialistas.

Al pleno no asistieron los seis ediles del PSOE, que no tuvieron la oportunidad de escuchar las acusaciones que fueron formuladas tanto por el PP como por el único edil de Ipex, Jaime Vilella, que tomó posesión el pasado lunes en una polémica sesión plenaria convocada una hora antes de su celebración.

La alcaldesa popular explicó que el equipo de gobierno ha contratado los servicios de dos peritos que, en un informe preliminar, han descubierto que la empresa Mai facturó al Ayuntamiento de Moraleja importantes cantidades de dinero durante el mandato del PSOE. Los servicios prestados fueron abonados mediante la presentación de facturas que, en determinados casos, fueron engordadas hasta en un 751%, según la edil popular.

La empresa Mai fue constituida en el año 2005 por Gema Mayoral Román, hermana del ex teniente de alcalde socialista Felipe Mayoral, y por Enrique Montero Hurtado, hijo de un empleado del ayuntamiento que, como personal de confianza, dio el visto bueno a varias de las facturas emitidas por la sociedad. El equipo de gobierno sospecha que la empresa, que fue liquidada en 2008, fue constituida con el único fin de lucrarse a costa de las arcas municipales, pues tras la llegada de los populares a la alcaldía dejó de tener actividad.

Concepción González denunció que los peritos han emitido un informe que revela que una factura de 10.000 euros detallaba una serie de conceptos que fueron engordados en un 65,53%, mientras que otra factura por importe de 4.883,57 euros en realidad debería haber reflejado una cantidad un 174,03% inferior. La alcaldesa dijo que, según los peritos, se han emitido facturas que reflejan importes superiores a los reales en porcentajes del 377,34%, el 637% e, incluso, el 751%.

El equipo de gobierno ha encargado dos peritaciones distintas con el fin de cotejar todos los datos antes de ponerlos en manos de la Fiscalía. Por el momento, el ayuntamiento desconoce la suma total de las cantidades facturadas por Mai al ayuntamiento durante el mandato del PSOE, ya que los informes periciales no concluirán hasta dentro de cuatro semanas.

En el pleno, que se desarrolló con una inusual rapidez, el edil Jaime Vilella, anunció que Ipex está estudiando la posibilidad de emprender acciones judiciales contra los concejales del PSOE por haberles acusado de "haber cometido un atentado contra la democracia y un fraude electoral" tras su toma de posesión.