•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pequeño comercio de la ciudad se ha visto obligado a recurrir a campañas y promociones para paliar los efectos de la crisis. Mientras unos han optado por rebajar los precios de algunos productos para incentivar las ventas, otros emplean la técnica del 2 x 1 o del regalo para atraer a los clientes. La crisis ha llenado los escaparates de los establecimientos pacenses de reclamos. Es fácil encontrarlos tanto en tiendas de alimentación, como de ropa, complementos y calzado. También hay bares y restaurantes que publicitan en sus escaparates nuevos platos y nuevos precios, más reducidos.

Como la necesidad aguza el ingenio, muchos comerciantes han adoptado estas medidas de forma individual, sin embargo algunas de las asociaciones de comerciantes que hay en la ciudad ya han empezado a tomar cartas en el asunto y están desarrollando una serie de acciones para hacer frente a la crisis, que ha venido a agravar una situación de la que ya se venían quejando por la competencia de los negocios regentados por asiáticos y la proliferación de medianas y grandes superficies.

En la margen derecha, el presidente de la asociación de comerciantes, Vicente de la Hoz, está preparando la edición de un catálogo en el que los 150 negocios asociados publicitarán cada mes sus ofertas. "Ahora nos tenemos que poner de acuerdo en qué productos se rebajan para que no nos hagamos la competencia unos a otros, sobre todos aquellos que pertenecen al mismo sector", según Vicente de la Hoz, quien ve en esta idea la oportunidad de que los clientes frecuenten todos los negocios buscando ahorrarse unos euros.

Anuncios
Anuncios

"Sería igual que los catálogos que buzonean en los domicilios las grandes superficies, lo que tendremos que ver son los presupuestos de las imprentas y la forma de reparto, porque tampoco podemos gastarnos mucho dinero", según explicó.

La crisis ha dejado también "parado" el proyecto de centro comercial abierto que estaba realizando la asociación para la margen derecha, "de momento no acaba de salir la nueva convocatoria de la Junta de Extremadura y no creemos que salga ni este año ni el próximo, porque no hay dinero", señaló.

El comercio de Santa Marina sacará a la calle en los próximos días 10.000 cheques regalo con los que se obsequiará con una noche de hotel gratis para dos personas a todos los clientes que realicen compras superiores a 100 euros en uno o varios establecimientos pertenecientes a la asociación de comerciantes de Santa Marina. El presidente de esta asociación, José Antonio Trejo, explicó que "no será necesario gastarse más de 100 euros de una vez, es acumulable, hasta que se agoten todos los cheques regalo, que prevemos pueden durar un mes".

Los clientes que reciban el cheque podrá elegir el hotel en un directorio con más de 500 hoteles de España, Portugal y Andorra que puede encontrar en internet, en turhotel.com.

"Hemos ideado esta fórmula para incentivar las ventas en noviembre, que es el mes más crudo para el comercio, y al mismo tiempo dar una alegría al cliente porque sabemos cómo lo está pasando por la crisis", según Trejo.

Otra iniciativa de Santa Marina es la tarjeta Comercio Badajoz, cuya salida se ha retrasado por un problema técnico, pero también verá la luz en 15 días. Se trata de una tarjeta monedero, subvencionada por la Dirección General de Comercio, en la que se acumulan descuentos del 2% en cada una de las compras que se realicen en los establecimientos adheridos, que podrían a llegar a 350 en toda la ciudad.

El mayor reclamo para el comercio de Menacho, Casco Antiguo y San Roque, son sus centros comerciales abiertos, que han permitido a los comerciantes contar con más herramientas para hacerse notar que el resto. En el caso del Casco Antiguo, se han aprovechado las guías que se han editado con motivo de la Feria de la Tapa, que dura todo noviembre, para incluir ofertas y promociones del comercio de la zona. "Estamos aprovechando el flujo de gente que trae la hostelería para atraer a clientes", según el presidente de los empresarios y comerciantes del Casco Antiguo, Jacinto Mendoza, quien coincidió con otros comerciantes en que "noviembre suele ser un mes malo".

San Roque no cuenta con acciones específicas por la crisis, aunque no descarta poner alguna en marcha el próximo año.


Galería de imágenes