•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Empresarios que están acogidos en el programa Vivernet de la Junta para jóvenes emprendedores no comprenden que el Gobierno regional haya decidido suspender esta iniciativa, que ha estado funcionando con buenos resultados y entienden que ninguna de las alternativas que la Consejería de Economía les ofrece ahora para continuar con sus proyectos no les aportan las mismas prestaciones. Como creen que ya será imposible recuperar Vivernet, pues no está contemplado en los presupuestos regionales, al menos piden otro proyecto que tenga los mismos objetivos para darle continuidad.

En la sede de Vivernet en Badajoz, en la avenida Pardaleras, se están desarrollando en estos momentos nueve iniciativas empresariales, cada una en distintas fases, pues algunas acaban de comenzar. Son Dalaex. Ingeniería y Diseño de Redes, Voz y Datos; Tecartex Digital Solutions; eIngenio Soluciones Informáticas; Voxnova Comunicaciones; Ingma Innovación (sobre calidad medioambiental); Educolandia; Altairocio.com y Extreme & Hard Technology. Servicios Tecnológicos Integrales para Empesas y Particulares.

Vivernet les ofrecía durante un máximo de dos años un local gratuito, con todos los gastos pagados de electricidad, agua y teléfono (incluido internet) y otros servicios comunes como salas de reuniones y reprografía, así como un equipo de asesoramiento y orientación técnica. El programa ha estado funcionando desde el 2003 y entre Cáceres y Badajoz y se han beneficiado 200 empresas.

Oficialmente se les ha comunicado a estas nueve empresas que el 31 de diciembre concluye su contrato, con lo que para casi todas no se habrán cumplido los dos años. Pero extraoficialmente, les han dicho que se prorrogará hasta abril, un plazo todavía insuficiente para algunos de los proyectos en marcha.

Primero trascendió como solución por parte de la Junta trasladar el programa a Don Benito, una alternativa que estos empresarios no consideran seria. "Parecía algo improvisado", apunta María Coronado, de Voxnova, "porque si nosotros tenemos montada nuestras empresas en Badajoz es por algún motivo: vivimos aquí, tenemos aquí nuestros clientes y nuestro trabajo; irnos a Don Benito supondría casi volver a empezar de nuevo". Luis García, de eIngenio, añade que el grueso de sus clientes está en Badajoz, en Mérida o algunos por internet "pero es absurdo" tener que desplazarse desde Don Benito. Otra solución que ofreció la consejería fue la Cámara de Comercio, donde al parecer quedan dos locales libres, que son insuficientes.

También está Proface, en el Semillero de Empresas, donde los distintos proyectos comparten el mismo espacio. María Coronado empezó en Proface y se trasladó a Vivernet por ese problema, "la intimidad es nula y no hay confidencialidad". Además en Proface no existe equipo de asesoramiento y tiene un horario de funcionamiento limitado, mientras que en Vivernet hay libertad absoluta. Tampoco consideran que los cluster tengan nada que ver con Vivernet.

La empresa eIngenio desarrolla aplicaciones web, lleva año y medio en Vivernet y teóricamente le quedarían seis meses. Luis García confía en los cuatro meses de prórroga pero le perjudica porque tenía pensado presentar un proyecto que está desarrollando y contar con el equipo técnico de Vivernet, que además tiene poder de convocatoria y les ayudan a encontrar clientes. "Sin el apoyo de Vivernet –cuenta ahora– yo no me hubiese planteado con mis recursos montar una empresa y ahora ya estoy a punto de despegar".

Voxnova lleva en Vivernet desde enero y sus planes se trastocan "ahora que empezábamos a coger dinerito", pues no contabilizan los gastos que el programa asume. María Coronado apunta que ellos hubieran preferido pagar una "cuota" para asumir parte de los gastos, que no tener ahora que buscar un local por su cuenta con todo lo que supone.

Tecartex.com se dedica a la iluminación digital. Su responsable, Alejandro Casteleiro lleva un año y cuatro meses en este vivero de empresas. No tenían previsto salir con tanta premura, pero "ya veremos qué pasa, habrá que salir adelante, para eso somos emprendedores".

Peor futuro le depara a Educolancia, que lleva poco más de dos meses en Vivernet, dedicada a la venta de juguetes educativos y para niños con discapacidad. Su promotor, Juan Pablo Adame, todavía no sabe qué va a hacer porque "tendré que buscar recursos que suponen un importe muy alto como para replanteármelo y no podré continuar con la empresa".

Pero al margen de sus situaciones particulares, lo que no entienden es que " cierren un proyecto que ha funcionado bien, que de verdad ha dado pie a jóvenes empresarios a crear sus propios negocios, porque es un dinero bien invertido, porque sí es verdad que ha animado a gente a crear empresas", según María Coronado, quien dice convencida de que el programa ha sido riguroso a la hora de seleccionar los proyectos. En su caso, por ejemplo, a Voxnova le hubiese sido más difícil empezar si Vivernet no hubiese existido. Casteleiro apunta que Vivernet recibió incluso un premio internacional en Bruselas. Luis García añade que aún peor que cerrar esta iniciativa es "no darle la continuidad de alguna forma, porque no se crea nada parecido a Vivernet".

La solución para algunos pasará por trasladar sus empresas a sus domicilios, "pero no será lo mismo" o alquilar un local. Lo peor es que esta decisión de la Junta les ha cogido por sorpresa "aunque ya nos lo olíamos, por el cambio de funcionamiento y porque ha habido un parón en la entrada de empresas y mucho movimiento del personal".


Galería de imágenes