•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuatro años y medio de prisión y una indemnización de unos 7.000 euros le puede costar a un joven neonazi cacereño la puñalada que asestó a otro ultraizquierdista durante una trifulca en la plaza Mayor el 23 de noviembre del año pasado, según la condena que solicita para él la Fiscalía. En el caso están también procesados por una falta de lesiones la víctima del apuñalamiento y un amigo de este, para los que se solicita una multa de 600 euros. El juicio aún no tiene fecha de celebración en el Juzgado de lo Penal.

La agresión fue consecuencia de la violencia entre grupos radicales de distinto signo político que desató en la ciudad la muerte en Madrid de un menor a manos de otro neonazi. Una semana antes se había celebrado una manifestación en solidaridad con esta víctima y la concentración acabó en trifulca.

Durante este enfrentamiento, el ultraizquierdista apuñalado Carlos G. B. dio una patada a un joven de extrema derecha y eso fue el detonante una semana después de otra disputa. Francisco Javier L. V. se dirigió a Carlos G. B. para pedirle explicaciones por la patada iniciándose una "discusión acalorada".

Según relata el fiscal en su escrito de acusación provisional, Carlos G. B., junto a unos amigos, persiguió a Francisco Javier L. V. hasta darle alcance, comenzando una pelea a golpes. Francisco Javier sacó una navaja de 10 centímetros de hoja que traía de su casa y con la que hirió primero en la mano a Carlos G. B. y después en el pecho. El amigo del herido y procesado, Jesús M. H. G., le pidió el arma y tras entregársela, éste incitó al resto a dar una paliza a Francisco Javier.

Las heridas de Carlos G. B. tardaron 83 días en curarse y pasó siete de ellos hospitalizado, por lo que se pide a su presunto agresor una indemnización de 6.716 euros. El agresor también sufrió diversas contusiones y heridas, por lo que se solicita a sus agredidos pagarle una indemnización de 231 euros.

Además de la pena de prisión y la multa, el fiscal solicita para los tres una orden de alejamiento. Para Francisco Javier L. V., se piden 8 años de alejamiento de Carlos G. B. Y a la inversa, este y su amigo no deberían aproximarse a Francisco Javier a menos de 200 metros durante 6 meses.