•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La obra de la segunda fase del bulevar de Cañada Real en Plasencia comenzó ayer, más de dos años después de inaugurarse la primera y con críticas por la desinformación y la falta de aparcamiento. La policía señalizó el lunes la prohibición de aparcar en buena parte del tramo que va desde la rotonda de Los Alamitos hasta el cruce con el asilo, espacio donde se va a ejecutar la obra. Se han suprimido 49 plazas y los vecinos y algunos industriales se quejan de que no se han previsto aparcamientos alternativos, con lo que ayer, día además de mercadillo, muchos protestaron por el "caos" del inicio de la obra.

Porque además, esta ha obligado a cortar la avenida al tráfico y a cambiar el sentido de la circulación en dos calles, lo que los vecinos añaden a su queja por la desinformación, ya que "nadie ha avisado de estos cambios y no puede ser que de un día para otro nos topemos con señales de prohibido el paso o dirección prohibida sin tener ni idea de por dónde pasar", se quejaba ayer un vecino.

Respecto al aparcamiento, el ayuntamiento tiene previsto habilitar nuevas plazas en oblicuo en la calle Cardenal Bernardino de Carvajal, situada tras el instituto Gabriel y Galán –así incluso lo ha anunciado el edil de Interior– pero ayer aún no lo había hecho, según la policía porque con motivo de la lluvia no ha podido pintar la señalización.

En cuanto a los cambios en la circulación, el tramo en obras quedó cortado ayer y solo se podía acceder desde la rotonda de los Alamitos a la avenida por el vial paralelo. Sin embargo, la policía prevé que este vial cambie de sentido para ser solo de salida y que el acceso a Cañada Real se realice por la calle Cardenal B. de Carvajal y José Antonio Gabriel y Galán.

Los operarios de Araplasa, que ejecuta la obra en UTE con Moliher y Marsal, comenzaron ayer por eliminar el esquinazo del cruce del asilo para permitir el giro del autobús urbano por la rotonda y después continuarán con el corte de los árboles que separan la avenida del vial donde están los bares y comercios. La obra tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y la inversión prevista es de 320.496 euros.


Galería de imágenes