•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con los votos a favor del grupo socialista y en contra de los del PP, el Ayuntamiento de Mérida aprobó ayer el Plan de Saneamiento Económico y Financiera para los ejercicios 2009, 2010 y 2011. El plan será remitido ahora al Ministerio de Economía. El plan contempla diez medidas de gestión, organización y racionalización de los recursos, con el objetivo de sanear las cuentas municipales, con un desequilibrio presupuestario de 9,7 millones de euros y un remanente negativo de tesorería de 3,6 millones de euros. Las elaboración de este plan ha sido necesaria para cumplir con la ley general de Estabilidad Presupuestaria.

Para la portavoz de la oposición, Pilar Vargas, estas diez medidas se resumen en dos, "la subida de los impuestos y la obligación de pagar a todos los emeritenses". Vargas rechazó de plano las medidas por entender que, a su juicio, no aportan soluciones "para paliar una crisis que afecta a todos los emeritenses". Además, criticó que en un año el déficit haya pasado de cinco millones a casi 10 millones de euros.

En este sentido, Estrella Gordillo, portavoz del equipo de gobierno, manifestó que cuando llegaron a la alcaldía, había gastos comprometidos por el PP por valor de 19 millones de euros "en obras que se hicieron antes de las elecciones y no pagaron, como el Ifeme, el subterráneo o el colector II". En cuanto a los impuestos, Gordillo indicó que "prácticamente los congelamos, y son los que menos suben en cantidad y en cuantía de toda Extremadura".

Además, señaló que "no es voluntad del equipo de gobierno de castigar el bolsillo de los emeritense, suben cinco de las 43 tasas, y un 4,05%; menos que el IPC, un 4,50%; con bonificaciones a pensionistas, familias numerosas, jóvenes, discapacitados e industrias". También apuntó que para hacer una redistribución justa del gasto público es necesario recaudar.

Por su parte, el alcalde, Angel Calle, calificó el plan de "riguroso y serio, con el máximo de bonificaciones. Hemos llegado a todo lo que permite la norma. Pero para esta subida insignificante, y el costo político que va a suponer, mejor no haber hecho nada. Pero sabiendo que estamos en crisis, no podíamos dejar la oportunidad de llegar a un equilibrio financiero", declaró.

Por otra parte, tras la finalización del pleno, se celebró un Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes para modificar sus estatutos y ampliar el objeto social y sus competencias. Así, a partir de ahora se dedicará, además de a la gestión del transporte, aparcamiento y grúa, a la gestión de las actividades deportivas y a planificar todo lo relacionado con la futura estación del AVE; la estación intermodal de viajeros, de mercancias y el puerto seco, así como el desmantelamiento de la actual estación de ferrocarril.

También se nombró como secretario de la nueva empresa al economista César Santos y como vicesecretaria a la Licenciada en Derecho Carmen de Sande, ambos funcionarios municipales. El PSOE votó a favor, mientras que el PP lo hizo en contra.


Galería de imágenes