•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una vecina de Granollers (Barcelona) ha puesto recientemente en conocimiento del Ayuntamiento de Talavera la Real un acto de crueldad contra un perro, que encontró ahorcado y con evidentes signos de haber sido apaleado.

El animal apareció con una soga al cuello, atado a una torreta del tendido eléctrico de alta tensión situada en un paraje cercano a esta localidad pacense. Angeles Quiñones Moreno, que es el nombre de la mujer, se puso en contacto con una asociación protectora de animales, dedicada principalmente a la adopción y a la búsqueda de familias para gatos y perros. Esta organización ha remitido una carta al ayuntamiento talaverano para que tenga conocimiento de este caso, que ocurrió el pasado 9 de octubre, y exigir que se tomen medidas que eviten que actos de este tipo vuelva a producirse.

Las asociaciones protectoras de animales se quejan de la impunidad con la que actúan los maltratadores de los animales, y exigen el cumplimiento de las leyes vigentes. Por este motivo, instan a la alcaldesa de Talavera la Real, Montserrat Caldeira Cidre, a que ponga los medios necesarios para evitar que se reproduzcan episodios de esta naturaleza. También piden que se localice al dueño del perro y a los responsables de su muerte, y que sean denunciados ante el Seprona.


Galería de imágenes