•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El equipo de gobierno ha tenido que ratificar ahora el convenio urbanístico elaborado por el anterior equipo de gobierno del PP por el que el ayuntamiento adquirió el convento de las Freylas. El motivo ha sido la negativa del registrador de la propiedad a inscribir la escritura pública firmada ante el Notario Ignacio Ferrer el 22 de mayo del 2007 por el anterior alcalde, Pedro Acedo, y los propietarios del convento, al encontrar en la misma una serie de defectos que podían ser subsanados.

Entre estos defectos, el registrador de la propiedad cita que el anterior alcalde no tenía facultades para establecer las condiciones del convenio, ya que no estaban en el acuerdo de la junta local de gobierno de 10 de mayo del 2007 por el que se le autorizaba para su firma. El registrador considera que esto es una modificación del contrato, por lo que exigía que la escritura de compra del convento se debía ratificar.

También criticaba que en la escritura no se acreditaba el informe del Consejero de Cultura (o en su caso un documento que justifique que no era necesario) al exceder el valor del bien el 1% del presupuesto; ni se presentaban las notificaciones de este departamento, "obligadas por tratarse de un bien de interés cultural y así exigirlo la ley de Patrimonio", según señala el registrador en el informe.

Ante esta situación, la junta local de gobierno resolvió en su última reunión ratificar en su integridad la escritura pública firmada el 22 de mayo del 2007 de elevación a público del convenio urbanístico de adquisición de las Freylas y se comunica este echo a la Consejería de Cultura.


Galería de imágenes