•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La FSP-UGT ha decidido desconvocar, aunque solo "temporalmente", la huelga indefinida prevista en el servicio de limpieza y recogida de basura, para reivindicar un aumento salarial para los trabajadores. El inicio del paro estaba programado para la pasada madrugada, pero se ha aplazado a la espera de una reunión que hoy tendrán representantes de la empresa y trabajadores, aunque ya hubo otra el lunes.

Del servicio de la limpieza se encarga una empresa mixta que está formada por la firma Cespa (máxima accionista) y el ayuntamiento. Actualmente los sindicatos y la empresa negocian un convenio para los 32 trabajadores, que reclaman un incremento salarial. No obstante, y al comprobar que sus peticiones no son atendidas, convocaron la huelga.

Ahora, el sindicato la ha desconvocado tras mantener una reunión con Cespa el lunes para ver de qué forma se iba a llevar a cabo la huelga. Ayer, Elena Carretero, de UGT, explicó que solo se habló de la huelga y no de las reivindicaciones, por lo que la desconvocatoria definitiva dependerá de las conclusiones que se extraigan de otra reunión que mantendrán hoy. "Vamos a ver cómo transcurre el encuentro de hoy en el que vamos a tratar todos los temas que pedimos, pues las posturas de las partes aún están distantes y la plantilla está dispuesta a continuar adelante con sus reivindicaciones", dijo.

No obstante, uno de los trabajadores aseguró que la huelga se ha desconvocado porque "estaba mal organizada", ya que se debería haber avisado diez días antes del comienzo de la misma y se hizo con menos tiempo.

Por su parte, el alcalde José María Ramírez mostró ayer su satisfacción por la desconvocatoria, ya que, dijo, "la interrupción del servicio de limpieza supone un desastre". Así, considera que durante la negociación, han conseguido mejoras y que la oferta salarial propuesta por Cespa es "generosa", aunque "insuficiente", reconoció, para la plantilla.

Además, cree que si se aprueban las subidas la empresa, lógicamente, tendrá más gastos y todo esto "repercutirá en los ciudadanos", porque habrá que subir las tasas de la recogida de la basura, algo que negó Carretero.


Galería de imágenes