•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El grupo municipal popular se opondrá al Plan de Saneamiento presentado por el equipo de gobierno para equilibrar los ingresos con los gastos, que sufre una descompensación de casi 10 millones de euros. El motivo es que no están de acuerdo con la subida de impuestos como el agua, la contribución o la basura. Así lo afirmó ayer la portavoz del PP, Pilar Vargas, quien manifestó de los impuestos que era mejor que "los dejen como están antes de subirlos".

Vargas adelantó que no piensan consensuar este plan con el equipo de gobierno, como es intención del alcalde, Angel Calle, pero que sí van a proponer medidas. Entre ellas citó que la Junta de Extremadura pague de manera íntegra el coste de la ciudad deportiva y no solo el 60%. En esta cifra se incluirían los 12,5 millones de euros que ya ha pagado el ayuntamiento "y los 480.000 euros de intereses anuales a los bancos que estamos pagando todos los emeritenses de los préstamos".

Otra medida que plantea el PP es que el Gobierno regional aumente la partida destinada a los consistorios de la región del Fondo de Cooperación Regional, de 36 a 37 millones de euros, "o como mínimo lo que marque el IPC", y que la Junta de Extremadura abone al ayuntamiento lo que le debe del impuesto de rodaje de los vehículos.

En este sentido, Pilar Vargas indicó que "en lugar de decir que los emeritenses deben 40 millones de euros en impuestos, el alcalde debería exigir a la Junta todo lo que debe en conceptos de impuestos, dinero con el que los emeritenses ya estarían disfrutando de autobús de transporte gratis", en alusión a una de las promesas electorales del PP en las pasadas elecciones.

Por contra, desde el equipo de gobierno se ha pedido a la portavoz del PP que haga un ejercicio de responsabilidad, "algo que, ante la situación financiera de los ayuntamientos, deben hacer los que gobiernan y los que están en la oposición, porque, en esta coyuntura, también se la mira". Sobre la subida de impuestos, el equipo de gobierno afirma que serán por debajo del IPC, el 4,05%, "cuando el IPC está en el 4,50%. Pero lo importante es que habrá muchas modificaciones, como es el caso de las familias numerosas".

Acerca este asunto, Pilar Vargas indicó que era la única medida buena del plan, ya que fue una propuesta del PP en la anterior legislatura, rebajar el 50% del IBI a las familias numerosas. Sin embargo, el equipo de gobierno señala que cuando entraron a gobernar "la reducción era de un 10%, que subió al 20% el equipo de gobierno actual, mientras que el PP, después de 12 años en el gobierno, nunca cambió ese 10%".

Por otro lado, Vargas criticó que en los presupuestos de la Junta de Extremadura para el 2009, en fase de presentación de alegaciones antes de su aprobación final, no se especifican las partidas que se invertirán en Mérida. El equipo de gobierno contestó que las inversiones vienen en partidas genéricas, "donde no viene el nombre de ningún ayuntamiento".


Galería de imágenes