•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No hay alternativa viable al cultivo y tampoco hay posibilidad de mantenerlo sin las ayudas comunitarias debido a los altos costes de producción. Sobre esos dos pilares, los productores europeos de tabaco están consensuando desde ayer en Cáceres el argumentario con el que pretenden convencer a la Unión Europea de que es necesario revisar la actual OCM del tabaco y prorrogar hasta el 2013 el régimen de subvenciones comunitarias ligadas a la producción.

Más de un centenar de representantes de los 12 estados europeos donde se cultiva este producto participan en el 31 Congreso de la Unión Internacional de Tabaqueros (Unitab), que se celebra desde el martes en el Complejo Cultural San Francisco de Cáceres. El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, fue el encargado de inaugurar ayer oficialmente el encuentro. En su discurso, el dirigente extremeño recalcó que "nos encontramos en un momento importante para todos", dado que en las próximas semanas se realizará el chequeo médico de la Política Agraria Comunitaria (PAC). De ahí debe salir una decisión sobre el futuro inmediato del tabaco, que actualmente pasa por el cese de las ayudas acopladas a partir del 2010.

Fernández Vara pidió unidad y fortaleza al sector. Exigió voluntad de lucha para lograr el objetivo, pero también argumentos. Y en ese punto expuso las razones por las que la UE debería mantener su apoyo al tabaco más allá del 2010. Así, recordó que producir tabaco no supone producir fumadores y que solo el 25% del tabaco que se consume en Europa procede de la superficie cultivada en este continente; el resto se compra fuera. Pero además, defendió que es un cultivo que permite mantener la población en las zonas rurales, que contribuye a la lucha contra el cambio climático y que genera riqueza y miles de empleos.

El presidente de la Junta también recordó que las comarcas cacereñas de La Vera, el Valle del Tiétar y Alagón producen el 92,7% del tabaco español y que este cultivo supone la principal actividad económica para más del 50% de las familias de estas zonas.

El presidente de Unitab Europa, Pfanger Moritz, acusó a la UE de hipocresía y afirmó que todos los estudios sobre la reconversión del sector concluyen que ese proceso es inviable. Según esta organización, desde la entrada en vigor de la actual OCM, en el 2005, en países como España la producción ha caído un 30% -con un régimen de ayudas acopladas-, mientras que en otros como Grecia -donde se eliminaron las subvenciones por cultivar- se ha reducido un 80%. Además, el tabaco ya no se produce ni en Chipre y ni en Eslovaquia.


Galería de imágenes