•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Solo 150 personas –según datos policiales– participaron ayer en la protesta convocada por las asociaciones de vecinos Barrio de Conquistadores, Plan Parcial y plaza de Salamanca de Villanueva de la Serena en la puerta del centro de salud de esta última para reclamar que se mantengan los servicios de urgencias que se han trasladado al nuevo centro, en Camino de Magacela.

La protesta se inició a las ocho de la tarde y de una manera espontánea los participantes marcharon hacia el ayuntamiento –a pesar de no tener permiso de la Delegación del Gobierno–, ya que los vecinos consideran al alcalde Miguel Angel Gallardo responsable de haberse quedado sin urgencias. Los convocantes coincidieron al recordar al regidor que durante la campaña electoral les prometió urgencias compartidas.

Carmen Almena, presidenta del colectivo vecinal Barrio de Conquistadores, explicó a los protestantes que continuarán adoptando medidas de presión hasta que les devuelvan las urgencias. Incluso declaró que algunos negocios del enclave tendrán que cerrar porque el movimiento de personas es menor.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el concejal de Sanidad y Consumo, Juan Cruz, recordó por la mañana que el consistorio no tiene potestad para organizar los recursos sanitarios, que es competencia de la gerencia del área. También afirmó con rotundidad que la manifestación era una protesta "orquestada" por una persona con una gran responsabilidad en una consejería de la Junta que no era la de Sanidad, pero no dio nombres ni apellidos, declaración que respaldó el equipo de gobierno. Sí lamentó lo que considera una "manipulación maquiavélica" a los vecinos. Por estas declaraciones, los manifestantes pidieron ayer a la Junta que abra una investigación.

Con respecto al traslado del servicio de urgencias, señaló que es necesario que el sistema sanitario distribuya los recursos. "Las urgencias se prestaban en precarias condiciones, a veces, incluso la única zona de descanso del personal era un retrete", señaló y recordó que ningún barrio se quejó nunca por la lejanía del entonces único centro.


Galería de imágenes