•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Concejalía de Tráfico de Mérida ha creado un archivo para controlar las tarjetas de aparcamientos para minusválidos y acabar así con la picaresca en la solicitud de este servicio. Así lo ha afirmado el concejal de Tráfico, José Fernández, quien indicó que cuando entraron en el gobierno no había ningun tipo de control en la expedición de este tipo de tarjeta, de hecho, no saben cuántas puede haber en la calle. Solo lo sabrán cuando vallan caducando y los usuarios se acerquen al ayuntamiento para renovarlas.

Además, se encontraron tarjetas sin tramitar desde el año 2005. Ahora, las personas que la solicitan, reciben una respuesta en 45 días. Antes tienen que pasar un examen médico que se realiza en las dependencias de la piscina climatizada, donde hay un jurado compuesto por un médico, un policía, y un técnico de Cocemfe. Hasta el momento se han recibido 111 solicitudes de tarjetas para discapacitados de movilidad reducida. De estas 66 han sido aceptadas, 33 denegadas, 8 para renovar, aunque los solicitantes no se presentaron al examen médico, 3 se renovaron y una que se ha denegado.

Por otro lado, la Delegación de Tráfico ha concedido seis nueva licencias para taxis adaptados a minusválidos, que es lo que le corresponde a Mérida por el número de habitantes que tiene. Esta era una petición del gremio de taxistas, ya que en la ciudad solo había un vehículo capaz de transportar usuarios, por ejemplo, en silla de ruedas. Por otro lado, también se va a reformar la ordenanza municipal de los taxis, con la finalidad de regular aspectos como el régimen de funcionamiento, los descanso o las paradas.


Galería de imágenes